Cayó el “abuelo punga”. Se trata de un hombre de 73 años que le robó el teléfono a un pasajero del subte de la línea B y este lo reconoció de otro hecho días atrás. Fue detenido en la estación Medrano.

Personal de la División Subtes de las líneas A y B de la Policía de la Ciudad que se encontraban sobre el andén de la línea B en la estación Medrano, fueron alertados por un pasajero de la formación sobre un hombre que le había robado el celular de su bolsillo mientras viajaban.

La víctima aportó las características físicas del delincuente y agregó que semanas atrás el mismo individuo le había robado otro dispositivo móvil. Rápidamente los efectivos porteños buscaron al ladrón entre la muchedumbre logrando individualizarlo.

Tras darle la voz de alto lo identificaron y requisaron al sospechoso encontrando entre sus pertenencias el teléfono robado.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°22 a cargo del juez Ronco ordenó la inmediata detención del imputado y su traslado a la Comisaría Vecinal 5 A de la Policía de la Ciudad, donde quedó alojado a disposición de la Justicia. Se labraron actuaciones por “tentativa de hurto” y será indagado por ese hecho. Se investiga si cometió otros hechos bajo la misma modalidad.