Dos hombres fueron detenidos acusados de amenazar con un atentado contra la comunidad judía, además de difundir mensajes terroristas y discriminatorios por medio de las redes sociales.

El operativo estuvo a cargo de agentes del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal, luego de una investigación que comenzó en diciembre pasado tras una denuncia de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas ( DAIA) en Tucumán.

Los dos detenidos estaban fuertemente armados.

Según fuentes policiales, los acusados difundieron en las redes sociales continuos mensajes de odio y propaganda basada en teorías de superioridad de raza que tenían como fin justificar la discriminación religiosa contra la comunidad judía.

Pero, además, uno de los detenidos utilizó el 18 de abril último una aplicación de mensajería instantánea par. enviar a través de un grupo denominado “Grupo goy descontrolado" el siguiente mensaje: “Comenzará un ataque el día viernes (shabat) contra la comunidad judía".

La investigación policial permitió identificar a los involucrados y establecer sus paraderos. Con esa información, el juez Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 8, Marcelo Pedro Martínez De Giorgi, ordenó dos allanamientos simultáneos, uno en la capital tucumana, y otro en la localidad provincial de El Manantial.

La policía hizo dos allanamientos en domicilios de Tucumán.

Durante el procedimiento, realizado con agentes de la Agencia Federal Regional Tucumán y los Oficiales de Enlace Antiterrorista (OEA), se logró la detención de dos hombres y el secuestro de dos escopetas con más de 200 cartuchos, cuatro carabinas con 680 cartuchos, una pistola con más de 100 municiones, un rifle de aire comprimido, varios cuchillos, machetes, navajas, teléfonos celulares, computadoras, notebooks y tarjetas de memoria.

Los imputados habían difundido mensajes de odio contra la comunidad judía.

La policía informó que el tío de uno de los imputados indicó que su sobrino presenta un retraso madurativo, por lo que entregó la documentación que lo confirma.

Los detenidos, de 21 y 26 años, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición del juez por el delito de “Intimidación Pública”.