El caso, que tuvo lugar en la ciudad bonaerense de Punta Alta, se hizo publicó el último 20 de marzo cuando los médicos pediatras del Hospital Penna realizaron la denuncia pertinente tras comprobar que las heridas correspondían a un abuso sexual.

A casi dos meses, en la tarde del pasado martes la beba de dos años atacada sexualmente por el novio de su mamá, de 23 años, recibió el alta médica. Por aquel entonces y luego de conocerse los hechos, el degenerado fue capturado por la policía quedando a disposición de la Justicia acusado de "lesiones gravísimas y abuso sexual agravado". 

Por último, tras permanecer varias semanas con riesgo de vida, la criatura estuvo internada en el sector de terapia intensiva pediátrica del citado nosocomio debido a las brutales lesiones que le causó el aberrante hecho, principalmente en su duodeno, el cual fue gravemente afectado.

Antecedentes
La madre de la menor, de 24 años, había dejado al cuidado de su pareja (con quién hacía cinco meses que convivía) a sus tres hijos de 2, 3 y 5 años. Al volver el hogar encontró al integrante más chico de la familia inconsciente sobre su cama.

En eso momento indagó al sujeto sobre esta situación y este, sin mostrar preocupación respondió con evasivas y se puso irascible.