El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Juan José Paso al 1200 en Zárate, a unos 90 kilómetros de la Capital Federal.

Todo comenzó cuando un hombre, identificado como Hugo Rubín, de 53 años, mantuvo una discusión con su hijo. A raíz de la pelea, el joven llamó al número de emergencias 911, tras lo cual arribó al lugar personal policial. 

La policía junto al Grupo de Apoyo Departamental intentaron detener a un hombre armado en Zárate.

Según las fuentes, los efectivos intentaron comunicarse con Rubín pero éste se negó a recibirlos y se atrincheró en su vivienda. 

En ese momento, Rubín efectuó algunos disparos hacia afuera, por lo que la Policía convocó al Grupo de Apoyo Departamenal (GAD) para tratar de detenerlo.

Además, los vecinos advirtieron al fiscal de turno Juan José Montani, quien se constituyó en el lugar, que ese hombre era “peligroso” y que ya había tenido peleas con otras personas del barrio. 

Dado que el hombre no quería comunicarse con la policía y estaba armado, el GAD irrumpió en la vivienda y desde adentro fueron recibidos a balazos. 

Los efectivos respondieron el ataque y se originó un tiroteo que culminó cuando Rubín murió por las heridas recibidas, mientras que uno de ellos, Diego Auce, resultó herido y fue trasladado de urgencia al hospital Virgen del Carmen, en el cual se le realizaron las primeras curaciones.

A razón de la gravedad de la situación de Auce, decidieron derivarlo al Hospital Churruca.

En tanto, el fiscal Montani procuraba esta tarde determinar las circunstancias en que comenzó la discusión entre el padre y el hijo que derivó en el enfrentamiento con la policía. 

 .