El pasado lunes a las 14.30, dos ladrones ingresaron a una agencia de lotería ubicada en la calle 80, entre 22 y 23, en la localidad platense de Altos de San Lorenzo. Uno de ellos tocó el timbre para que la empleada del local lo dejara pasar y dejó una maceta como traba para que su cómplice pudiera entrar.

Luego de amenazar de muerte a un cliente, le exigieron el dinero a la empleada. La mujer se escondió detrás del mostrador con blíndex y uno de los malvivientes efectuó un disparo a quemarropa que, de milagro, no impactó contra ninguno de los dos.

"Dame la plata o te mato al viejo", amenazó uno de los ladrones. La mujer le respondió que ya le entregaba el dinero pero se agachó y se fue hacia la parte trasera del comercio donde estaban sus hijos, dos adolescentes de 12 y 13 años, publica El Día.

"Cuando el delincuente se dio cuenta de la maniobra, efectuó un disparo que atravesó la puerta del blíndex. Y de milagro no hirió ni a mi hija ni a mis dos nietos", contó Carlos D’Andrea, dueño de la agencia.

Los malvivientes escaparon sin llevarse nada. "Los tipos vinieron y se fueron en moto. Pero si bien no lograron robar, ¿qué necesidad tenían de haber disparado? No ocurrió una desgracia de milagro", subrayó D’Andrea.

Según lo que quedó registrado en la filmación, la secuencia del frustrado robo duró 27 segundos.