El acusado del doble femicidio de su ex pareja y la hija de ésta, cometido el jueves en la localidad neuquina de Las Ovejas, trabajaba como portero en escuelas de la provincia y había sido denunciado en reiteradas oportunidades por compañeras, según informó el viernes la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Lorenzo Muñoz (40), acusado de matar a puñaladas a Karina Apablaza (31) y a su hija Valentina, de 11 años, era intensamente buscado por efectivos de la policía neuquina y de Gendarmería, que rastrillaban la zona hasta el límite con Chile, por tierra y por aire, con el apoyo de un helicóptero policial. 

El acusado del doble femicidio tenía desde el 3 de noviembre una restricción judicial de acercamiento a su ex pareja y hoy a las 10.30 debía asistir a una audiencia judicial porque ella lo había denunciado en octubre último por el abuso sexual de su hija, lo que derivó en una búsqueda. 

A fines de enero violó la restricción y salió al cruce de Karina y le dijo en un par de ocasiones en tono amenazante: "Que Dios te bendiga". 

La joven de inmediato denunció ante el Juzgado de Familia, que tardó casi un mes en derivar el expediente a fiscalía, según informó La Mañana de Neuquén

Lo buscan en Chile. 

Mediante un comunicado, ATE dio a conocer en las últimas horas que Muñoz también había sido denunciado por sus compañeras de trabajo de distintas escuelas en las que se desempeñó como portero.
"Lorenzo Muñoz es auxiliar de servicio y ha sido constantemente trasladado de escuela en escuela por las denuncias que las compañeras radicaban contra él", manifiesta el comunicado.

Y prosigue: "Hemos acompañado esos procedimientos, solicitando al Consejo Provincial de Educación el cese en el cargo de este femicida, intervenciones todas que fueron desestimadas por los diversos funcionarios, tanto judiciales como del Ejecutivo provincial".

Asimismo, aseguraron que Muñoz "es culpable de femicidio, pero el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo son culpables de la desprotección, del incumplimiento de las normativas y de los pactos internacionales en materia de sanción, erradicación y prevención de la violencia machista".

Vecinos marcharon para pedir justicia. (La Mañana de Neuquén)

Durante esta jornada, por decreto del gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, hay duelo provincial, por lo que se mantienen a media asta las banderas nacional y provincial en todos los edificios públicos provinciales.

Por su parte, el jefe de la Policía de Neuquén, José Cuadrado, informó que 50 efectivos de la fuerza que conduce, con apoyo de perros adiestrados y colaboración de Gendarmería Nacional en las rutas y puestos de frontera con Chile, trabajan para localizar al acusado.

"Iniciamos la búsqueda con recursos propios de forma inmediata. Con cincuenta efectivos de la zona y de Neuquén , perros rastreadores, personal especializado en montaña y un helicóptero de la policía rastrillamos la zona", explicó el jefe policial, quien destacó además la ayuda de los gendarmes y de guardafaunas de la zona.

El hecho ocurrió ayer a la tarde en la avenida Pedernera, la arteria principal de la localidad de Las Ovejas, en el norte de la provincia de Neuquén.

Allí un hombre, luego identificado por la policía como Muñoz, interceptó y acuchilló a madre e hija cuando iban rumbo al colegio de la zona a inscribir a la niña para séptimo grado, según relató a la prensa Mirta Apablaza, hermana y tía de las víctimas.

Fuente: Télam