Un docente salía de su casa situada en la localidad de Villa Luzuriaga para ir a trabajar cuando fue acribillado a balazos por cuatro delincuentes, en el marco de un intento de robo. Una vecina escuchó la segudilla de disparos y gritos. Después la sirena de un móvil policial, pero para ese entonces ya era tarde. La víctima ya había sido brutalmente atacada y era trasladada al Hospital Haedo, a donde llegó en grave estado. 

El hecho tuvo lugar en la intersección de Florio y Cervantes, aproximadamente a las ocho de la mañana. El docente habría sido intercepado por cuatro personas que habrían bajado de un auto C4 de color negro, según la declaración de vecinos. Se desconoce si la víctima se resistió al robo, lo cierto es que recibió entre cuatro y seis disparos en el estómago y cuello. Por el momento, no hay detenidos.

Según fuentes policiales se presume que el joven no estaba acompañado al momento que fue abordado por los delincuentes, ya que no hay testigos presenciales, sino testimonios de vecinos que sostienen que entre las 7.14 y 7.20 de la mañana escucharon una seguidilla de disparos. Cabe destacar que a tres cuadras de donde ocurrió el hecho, se encuentra la comisaria Distrital Noroeste tercera de Villa Luzuriaga.

"Yo escuché por los menos seis disparos, me estaba cambiando y me asusté", contó Andrea, una vecina que vive a la vuelta de donde ocurrió el hecho, en diálogo con cronica.com.ar. "Al toque escuché gritos y la sirena de la policía", agregó. 

"Los vecinos vieron un auto estacionado, escucharon los disparos, y después el arranque del auto que se va", sostuvo una fuente policial en diálogo con cronica.com.ar.

La comisaria Distrital Noroeste tercera de Villa Luzuriaga, está situada a tres cuadras de donde ocurrió el hecho.     

Por estas horas, el equipo investigativo analiza las cámaras del lugar que captaron la fuga de los delincuentes, aunque ninguna llegó a enfocar el momento del intento de robo, por lo tanto, se desconoce si la víctima se resistió. Sin embargo, el robo no se llegó a consumar, ya que al lado del joven herido estaba su mochila con sus pertenencias. 

Otra vecina, alcanzó a asistir al joven y realizarle un torniquete para frenar la hemorragia. Cuando llegó el movil policial a la zona, la víctima estaba siendo cargada a un auto particular, por su papá y su hermano que lo llevaron al Hospital Haedo, donde ingresó a la sala de Shock Room, debido a su estado de gravedad.

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios