"El adrón del fernet" mantiene en vilo a los negocios cordobeses. Según quedó registrado en las cámaras de seguridad de los locales, el joven emplea siempre el mismo modus operandi mediante el que logra distraer a los empleados y en un descuido se lleva las botellas de fernet y vodka sin que se den cuenta.

La historia de atracos data del viernes 5 de noviembre en un local del barrio Cofico, donde pidió dos botellas de vodka. Cuando la empleada se las llevó al mostrador solicitó fiambre. De ese modo, mientras la joven cortaba las fetas, se escapó con el alcohol abordo de una moto que lo esperaba en la puerta.

 

Tres días después, el lunes 8 de noviembre, volvió a atacar. Pero esta vez en dos barrios diferentes: San Vicente y Altamira. En este último se sumó a la charla que mantenían un cliente y el kiosquero, quienes justamente hablaban del “ladrón del fernet” sin saber que estaba presente.

Al día siguiente y con la misma modalidad de robo, se llevó dos botellas de alcohol de un comercio del barrio Yapeyú. Pese a que el local tenía rejas y el delincuente nunca entró, nada impidió que cometiera el delito.

“Sí nos afecta porque no se está vendiendo mucho”, manifestó la dueña al programa El Show del Lagarto, por El Doce. El robo le significó a la mujer una pérdida por 1.600 pesos.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios