Una trama de infidelidad es el móvil detrás del brutal crimen perpetrado por un adolescente de 15 años contra Francisco Junior Mayhua Fitzmaurice (25), a quien mató de cinco disparos el pasado miércoles cuando llegaba con su pareja a su departamento, a pocos metros de la iglesia de San Expedito, en el barrio porteño de Balvanera.

El sospechoso –de quien se reserva su identidad por ser menor de edad- estaba escondido. Sin embargo, una investigación llevada a cabo por la División Homicidios de la Policía de la Ciudad y por el Juzgado Nacional de Menores 1 a cargo de Cristian Von Leers, Secretaría 1 de Juan Manuel Vidal, pudo localizarlo este domingo y quedó detenido en la localidad bonaerense de Tapiales, partido de La Matanza.

. Francisco Junior Mayhua Fitzmaurice (25), la víctima.

Fuentes policiales indicaron que el adolescente detenido, de nacionalidad peruana, había ingresado al país el 7 de marzo de 2019 y su radicación temporaria estaba vencida desde el 23 de mayo de este años.

Si bien no tiene antecedentes penales, su madre y hermano sí. En el caso de la mujer, afrontó una causa penal por usurpación pero fue sobreseída tras el cumplimiento de una probation; mientras que el hermano, de 21, tiene una imputación por el delito de hurto. Ambos están radicados de manera permanente en la Argentina desde el 25 de febrero de 2011.

El acusado de 15 años tenía pedido de captura por el asesinato de Mayhua Fitzmaurce, de nacionalidad peruana, cometido el pasado miércoles frente a un edificio de la calle Bartolomé Mitre al 2400, esquina Azcuénaga, a metros de la iglesia de San Expedito, en el porteño barrio de Balvanera.

La víctima recibió cinco disparos y el crimen quedó registrado por las cámaras de seguridad de una juguetería de la zona.

En esas imágenes puede observarse el momento en el que la víctima iba caminando y dialogaba con un joven vestido con un buzo oscuro con capucha, quien extrae de entre sus ropas un revólver, le efectúa varios disparos y se aleja del lugar.

Al comienzo de la investigación, los pesquisas apuntaron a un posible ajuste de cuentas como móvil del crimen, pero eso esa hipótesis quedó descartada a partir de la identificación del presunto asesino y los primeros testimonios colectados en el entorno de la víctima.

Según fuentes policiales, el móvil del crimen fue "un problema entre parejas". "El lunes se pelearon la mujer de la víctima con la novia del asesino y de ahí derivó todo", revelaron.

Es que, según la versión policial, Mayhua Fitzmaurce habría tenido algún vínculo extramatrimonial con la pareja de su asesino, lo que derivó en el brutal desenlace.