Un subinspector de la Policía Metropolitana y un ciudadano de origen ruso fueron detenidos el jueves luego de hallar valijas diplomáticas en la Embajada de Rusia en Argentina con casi 400 kilos de cocaína. Iván Blizniouk, jefe del Área de Relaciones Institucionales Policiales, fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza acusado de traficar, en el último año, 300 kilos de cocaína hacia Rusia, en colaboración con la mafia de ese país.

Blizniouk regresaba de un viaje familiar desde Roma, sin imaginarse que sería detenido a su llegada. Personal de Gendarmería demoró al agente de 35 años. Tras notificarlo, los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria le leyeron sus derechos y el motivo de la detención.