Se trata de una joven que en un primer momento se creía que había sido secuestrada por un grupo de cinco malvivientes, abusada, luego ahorcada hasta dejarla inconsciente y finalmente abandonada en un descampado de la zona sur salteña.

Sin embargo, transcurrida las horas, se supo por las versiones de los familiares que no fue secuestrada sino entregada por un "amigo" a la salida de un boliche a una banda de adictos que la violaron y posteriormente intentaron asesinar.

La victima, Belén, se encuentra en un delicado estado psicológico y fue nuevamente internada tras complicarse su cuadro. Afortunadamente, logró declarar sobre el ataque del que fue víctima y del que se salvó de manera milagrosa.

El rostro de Belén despues del ataque.

Hay dos personas detenidas conocidas por Belén, una es el hombre mayor de edad que se ofreció a acompañarla y otra es un joven vecino que reconoció dentro del vehículo donde fue secuestrada a las 3 de la madrugada.

"Alguien intentó asesinar a Belén, eso está claro, pero antes cometieron otros delitos gravísimos que quieren ocultar con la muletilla de que estaban borrachos, empastillados o drogados", dijo al ser entrevistado.

La fuente indicó que hay más culpables pero están siendo escondidos, mientras que otro de los entrevistados deslizó que son cinco los implicados, pero solo dos de ellos se encuentran detenidos.

Sobre las lesiones de la victima, el entrevistado aseguró: "Tenemos fotos del momento en que llegó a la casa y en el estado desesperante que lo hizo. Cuando la hallaron estaba casi desnuda y había salido casi arrastrándose de los yuyales eternos que existen en el fondo del barrio, la parte que colinda con Juan Pablo II".

"Ese lugar fue denunciado tantas veces que ya ni sabemos desde cuando. Los yuyales, los malvivientes, los ladrones, los adictos que se juntan día y noche allí y nunca hubo una respuesta, el lunes a la madrugada casi pasa lo peor y pueden ver que los yuyales siguen gozando de su existencia, por eso también estamos marchando", expresó en estado de nerviosismo.

"Aquí además de drogas en el delito hay premeditación y un claro intento de homicidio. Sabemos los apellidos de los delincuentes detenidos y sabemos que A.B., mayor de edad, tomó del cuello a Belén y se la entregó a sus amigos. En el automóvil, que no sabemos si está secuestrado, la joven reconoció a M.M. y hoy la Justicia solo con esos datos ya debiera haber actuado a fondo", sentenció.

La abuela de uno de los acusados dijo que está recibiendo amenaza y teme que la viralización del tema haga que la gente quiera linchar a la familia de uno de los detenidos.

La abuela aclaró: "Nos sentimos desesperadas por esta gente (los allegados a la víctima), cuando aún no hay culpables"

Durante la marcha no hubo comentarios acerca de tomar venganza pero si un masivo pedido de justicia.

Así pedían justicia