Atormentada. Así se la vio a Karina en televisión.

Tras conocerse el horror al que el "Clan Benítez" sometía a sus víctimas, siguen apareciendo testimonios desgarradores de mujeres.

Karina Belén Giménez habló con La Brújula 24 TV y detalló el calvario que sufrió por Fernando Benítez, uno de los detenidos.

"Lo conocí a fines de octubre de 2013, parecía normal como cualquier chico. Quería irme a vivir sola y él me propuso que fuera a su casa por unos días. Luego nos pusimos de novios", comenzó.

Además, Karina recordó que la primer semana de convivencia "fue tranquila", aunque después empezaron los celos y los ataques violentos. "Una vez me trató de puta, me quise ir y me dio una cachetada".

Después le pidió que se quedara, la convenció y llegaría más violencia. "Cuando estábamos en la cama me dijo 'donde te duermas te cago matando'", recordó Karina.

La joven relató que Fernando no la dejaba ir al baño ni mirar televisión, tampoco comunicarse con su mamá. "Estuve dos meses en esa casa, llegué pesar 43 kilos. Me drogaba y me violaba".

"Yo le había contado que le tenía fobia a las arañas y un día me quiso obligar a comer una. Le dije que estaba enfermo y me dio una piña en la cara".

Karina manifestó que la madre de Fernando escuchaba sus gritos, al igual que su hermana Claudia, pero no la socorrían. Además contó que en una oportunidad, ella estaba en el piso llena de sangre producto de los golpes y Benítez llamaba al perro Rottweiler para que la muerda.

"Dijo que me iba a matar a palazos y me iba a enterrar con la misma pala", recordó, con lágrimas en los ojos.

Sobre su vuelta a la vida, cuando pudo abandonar la casa del horror y volver con los suyos, Karina recordó un día en que Fernando salió del inmueble para ir a reconocer un hijo que había tenido con otra mujer y dejó la puerta abierta. "El hermano estaba con una chica y aproveché. Salí corriendo, llegué al parque de la ciudad y me tomé el colectivo".

Por último, la joven dijo que hizo la denuncia y tras el juicio que se hizo el año pasado sólo le dieron 8 meses de cárcel.