El padre Julio César Grassi recibió un nuevo fallo desfavorable para su situación que extenderá su estadía en prisión. Al sacerdote condenado por abuso sexual a 15 años en la cárcel se le amplió por dos años más su permanencia en la cárcel.

En ese sentido, la resolución de la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Morón se dictó este martes y definió que la condena de Grassi se extenderá hasta el 30 de mayo de 2028 en vez del 7 de agosto de 2026.

 

 

 

Juan Pablo Gallego, abogado de la querella, sostuvo a la prensa que  la apelación que el cómputo de la pena que dejaba libre a Grassi en 2026 “violaba las garantías de la víctima”.

Por este motivo, la Cámara de Apelaciones de Morón hizo lugar a un recurso presentado por Gallego por el "mal calculo de la pena", ya que la misma "no rige desde el 23 de octubre del 2002 -día en que Grassi se profugó- por lo que no le cabe el beneficio del 2 por 1"

"El tribunal que lo condenó trazó la pena e incluyó fechas erradas al contabilizar días en los cuales estuvo en libertad. Por ejemplo, la del 23 de octubre de 2002, ese día, Grassi se escapó de un canal de televisión en el baúl de un vehículo. Sin embargo, ese día estaba computado como vivido en prisión", resaltó Gallego.

 

 

 

Al respecto, el letrado subrayó que "la Ley 24.390 no resulta de aplicación al caso, ya que la demora en la finalización del proceso se produjo debido a las articulaciones dilatorias de la defensa".

Cuando en 2013 la Corte de Justicia bonaerense ratificó la pena sobre el sacerdote se lo consideró "autor reiterado de los delitos de abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y guarda del menor-víctima en concurso real entre sí, que a su vez concurren idealmente con corrupción de menores agravada por su condición de encargado de la educación y de la guarda, cometidos en perjuicio de un menor".

 

Ver comentarios