Jonathan Fabbro, ratificó este viernes su inocencia a la imputación de abuso sexual contra su sobrina tras prestar declaración indagatoria durante casi seis horas ante el juez Santiago Quian Zavalía, quien dispuso que permanezca detenido hasta resolver su situación procesal.

Por su parte el abogado del jugador, Carmelo Martínez destacó que se plantearon “las inconsistencias que tiene esta causa. Fabbro es la primera vez que habla en el expediente y se plantearon las enormes y flagrantes contradicciones que hay en la prueba de cargo”.

El defensor aseguró que la prueba que más perjudica a Fabbro “es la cámara Gesell realizada a la menor” y detalló que en ella la supuesta víctima “asegura que hubo acceso carnal y el informe forense lo niega, entonces el relato de la menor no es verosímil o el método usado no es el adecuado”.

Tras declarar, Fabbro fue alojado en la Unidad Penal 1 de Ezeiza acusado de abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo, en concurso ideal con corrupción de menores.

]Para Martínez “hay un testigo que sabe la relación entre la denunciante de la Argentina y la de Paraguay”, que es cuñada de la pareja de Fabbro, Larissa Riquelme. En tanto, precisó que su defendido “en diciembre pasado se presentó en México para pedir declarar pero desde la Argentina se decidió optar por la extradición, por lo que recién ahora lo pudimos traer” y añadió que "esta es una denuncia por abuso falsa pero la mancha que le queda a Jonathan no se la quita nadie”

Extradición
Fabbro, quien llegó al país extraditado de México, comenzó a ser indagado poco antes del mediodía por el juez Santiago Quian Zavalía a raíz de una imputación por abuso sexual contra su sobrina, mientras familiares del deportista dijeron en Tribunales que la denuncia era "inventada" y que "se va a demostrar la verdad".

Cuando llegó al Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción 32, el ex mediocampista de Boca y River fue recibido con gritos de apoyo y llantos por familiares y amigos, entre ellos su madre, Martha Zabala; su pareja, la modelo paraguaya Larissa Riquelme, y su hermana Anabel, que se acercaron para acompañarlo.

Además de la denuncia por la que es indagado, sobre el jugador argentino nacionalizado paraguayo pesa otra similar en Paraguay por abuso sexual a una niña de 5 años cuya madre dijo a la justicia que pretendió obligar a su hija a practicarle sexo oral.

La madre del futbolista, acompañada por el abogado de su hijo en Paraguay, Carmelo Martinez, dijo a los medios en la puerta del juzgado en Lavalle al 1100 que se sentía "muy fuerte porque se va a demostrar la verdad, que se trata de una causa inventada".

La mujer aseguró que las dos acusaciones por abuso sexual que le imputan a su hijo son una "confabulación" de los denunciantes, en linea con lo manifestado horas antes en la puerta de Tribunales por el abogado argentino de Fabbro, Francisco Oneto.

"No hay chats, hay capturas de pantalla; no está el chat completo y los que hay son los que tiene cualquier sobrina con cualquier tío", dijo Oneto sobre los diálogos que comprometerían al jugador difundidos por los medios de comunicación.

La sobrina de Fabbro, que hoy tiene 11 años, declaró en octubre de 2017 ante una psicóloga en cámara Gesell en una dependencia del Cuerpo Médico Forense e incluso graficó con muñecos los supuestos ataques de su tío. 

Peritos judiciales otorgaron veracidad a los dichos de la niña y la causa continuó hasta la extradición ayer del jugador, que también actúa en la selección de Paraguay. En ese sentido, Anabel señaló que "lo que hay en la causa son capturas del chat, pero la justicia tiene que investigar si esas capturas corrresponden al celular de Fabbro", y especificó que el juez "mandó a investigar el teléfono de la menor, pero no se encontró coincidencia entre el chat del teléfono y las capturas que fueron presentadas en la causa".

"Hay muchas contradicciones en el expediente", insistió Anabel, que adelantó que declarará en la causa, al igual que su madre y Larissa Riquelme.

La mujer explicó que su hermano "nunca estuvo solo con la niña" y no quiso detallar los supuestos motivos que tendría su cuñada para realizar la denuncia. "Puedo tener una idea de por qué sucedió esto, puede ser una denuncia falsa. Me duele que se haya utilizado a dos criaturas", concluyó sobre las dos denuncias.

Por su parte, Oneto, informó que pedirá la excarcelación de Fabbro, y una vez que eso ocurra el magistrado tendrá 10 días para resolver la situación procesal del imputado.

Poco antes de las 7, Fabbro fue llevado al Juzgado de Instrucción N°32, en Lavalle 1171, para ser indagado por el juez Santiago Quian Zavalía.

Así llegaba a Tribunales


Caso:

El futbolista fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en el estado mexicano de Puebla, tras una investigación que se realizó en Argentina respecto del probable abuso sexual de su sobrina de 11 años, cometido entre 2015 y 2017.

A raíz de ese delito se ordenó su captura internacional, al tiempo que una fiscal paraguaya lo imputó otro supuesto abuso sexual a la niña de cinco años.

El volante nacido en Santiago del Estero se encontraba en México porque jugaba en el club Lobos BUAP de Puebla.

Ayer, el futbolista de la Selección de Paraguay llegó a la Argentina y fue trasladado a una dependencia de la Policía Federal, desde donde fue derivado a Tribunales poco antes de las 7.

Fuente: Télam