Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de Tortuguitas, en el partido de Malvinas Argentinas, se convirtió en escenario de un sangriento drama pasional, ya que un oficial de la Gendarmería Nacional Argentina hirió a balazos a uno de sus compañeros, luego sorprenderlo mientras tenía relaciones sexuales con su esposa, que también se desempeña en la misma institución de seguridad. Posteriormente los pesquisas policiales apresaron al agresor. El violento episodio se agrega a un tremendo ilícito de muy similares características que publicamos en nuestra edición de ayer y que ocurrió en la ciudad cordobesa de Colonia Caroya y en el que otro gendarme hirió gravemente a disparos a uno de sus colegas, tras descubrir que mantenía un romance con su pareja.

Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron a cronica.com.ar que la infortunada y nueva víctima fue identificada como el alférez Oscar Alberto Lezcano, de 28 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando un primer alférez, llamado Ariel, de 31 años, ingresó a su finca, que está situada en Haití al 100, en el citado distrito, en el noroeste del conurbano provincial, oportunidad en la que sorprendió a su mujer, de nombre Jésica Ana Rosa, 29 y que también es gendarme, quien mantenía ardientes relaciones carnales con Lezcano en la cama matrimonial.

Trascendió que el marido engañado se apoderó rápidamente de una pistola Pietro Beretta 9 milímetros, de fabricación italiana, con la atacó a disparos y a escasa distancia a Lezcano, que padeció heridas de bala en hombro izquierdo y en el pie derecho.

Momentos después el herido tuvo que ser trasladado, de urgencia a un centro asistencial, hallándose actualmente fuerza de peligro.

Pesquisas de la comisaría de Grand Bourg (1ª de Malvinas Argentinas), al ser avisados de la situación, apresaron al gendarme agresor.

Vecinos de la zona aseguraron que los protagonistas del suceso están destinados en Campo de Mayo.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Pilar se encargaron de supervisar el procedimiento.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Abuso de arma y lesiones por arma de fuego", la Unidad Funcional N° 18 de Malvinas Argentinas, dependiente del departamento judicial de San Martín.