En un arrebato de furia, una mechera escoltada por la policía insultó y amenazó a quienes aplaudían su detención: "como entramos (a la Comisaría), salimos, viejo pelotudo". El episodio quedó registado en un video que circuló por redes sociales y despertó la indignación de los usuarios pero las autoridades indicaron que es una realidad.

Desde comienzos de este mes, las fuerzas de seguridad intensificaron los controles en la zona céntrica de San Miguel de Tucumán para contrarrestar el accionar delictivo de mecheras y pungas. 

Desde el área de Seguridad provincial contabilizaron hasta el momento la detención de 20 mecheras, las cuales 10 fueron apresadas en sólo 24 horas.

Uno de los procedimientos fue llevado a cabo en la mañana del pasado jueves en Congreso y 9 de Julio, en la capital tucumana, donde la policía apresó a tres mecheras ante la presencia de decenas de peatones que aplaudieron el hecho. 

Mientras era escoltada por los agentes, una de las detenidas insultó y amenazó a quienes festejaban su detención. "Como entramos, salimos, viejo pelotudo", dice una mientras la otra esboza: "Ya van a ver más tarde, gil".

A pesar de que el comentario generó indignación, el subsecretario provincial de Seguridad, José Ardiles, aseguró a Buen Día que es una realidad, ya que "el hurto simple es un delito excarcelable y, a las pocas horas o al día siguiente, están en libertad"

Si bien reconoció que la reincidencia en el delito puede ser considerado a la hora dictar una prisión preventiva, sostuvo que depende del caso. "Siempre es la misma gente. Son apellidos de años, la abuela, la madre, la hija o la nieta", explicó."Es una cuestión que venimos tratando con el Ministerio Público Fiscal (MPF). Tenemos que tener un criterio único y establecer una política en seguridad criminal", agregó.