Este fin de semana, en el festival “Buenos Aires Trance XV” en el estadio abierto de Malvinas Argentinas, se detuvieron a 10 personas que llevaban distintas “drogas de diseño”, como popper, ketamina y marihuana. Esto sucedió durante el ingreso del público al evento, que horas más tarde tuvo que ser suspendido por la caída de un rayo.  

Entre las diez personas que quedaron detenidos llamaron la atención algunos casos como el de un joven de 28 años de ascendencia asiática que, mientras era revisado, intentó escapar y arrojó las drogas por el aire. A pesar del piso mojado, pudieron recuperarse 11 de las pastillas de éxtasis que llevaba. 

Otro aprehendido fue un joven de 27 años que llevaba la droga escondida en una peluca. Tenía un peinado de rastas, pero cuando fue revisado por la policía resultó que no eran propias, sino que se trataba de una peluca que funcionaba como escondite de drogas. Entre las trenzas había seis pastillas de éxtasis y dos frascos de popper. El popper es un líquido incoloro que se administra por la nariz, generando una sensación de euforia y mareo que dura unos pocos segundos luego de su inhalación.

Los escondites que eligen para ocultar las drogas son dobles fondos en los bolsillos, en las medias, debajo de las plantillas en las zapatillas, estuches que simulan contener caramelos, o simplemente en algún rincón de la billetera. 

Otro de los detenidos fue un hombre de 41 años que tenía 22 pastillas de éxtasis y quince gramos de ketamina. La ketamina es una sustancia de efecto disociativo (separa la mente del cuerpo) que originalmente se utiliza como anestésico para animales, pero en este tipo de fiestas se consume de modo recreativo.

Todos los detenidos fueron trasladados a la comisaria 39. El operativo estuvo a cargo de la División Precursores Químicos de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de la Ciudad.