El jueves pasado, cerca de las seis de la mañana, una camioneta Chevrolet S10 con varios jóvenes en su interior, embistió a un Chevrolet Corsa Classic que manejaba Rodrigo Alejandro Carrizo, de 31 años. Por la fuerza del impacto, el joven salió despedido del auto y murió casi en el acto.

Lo que era un siniestro vial más, pasó a tener otro tinte cuando se investigó quien era la responsable del rodado de gran porte. Sabrina Pasarín, de 21 años manejaba alcoholizada y a gran velocidad presuntamente corriendo picadas con otro auto por la Avenida San Martín cuando embistió al vehículo de Carrizo que circulaba por José Colombres con luz verde.

Esa versión cobró fuerza al difundirse la imagen de un Peugeot 208 que también podría haber participado del accidente y que desapareció del lugar antes de que llegara la Policía. En ese lapso, de hecho, según lo relatado por varios testigos, jóvenes sacaron elementos de la camioneta.

El nombre de la joven no es un dato menor para la justicia dado a que ya cargaba con una muerte en su historial. En septiembre de 2011, con apenas 14 años, manejaba una moto Honda XRL 125 de su padre cuando pasó a buscara a Lucía Fabiana de su misma edad. La adolescente falleció al caerse de la moto, y su posterior deceso estuvo rodeado de misterio.

Lucía, la primera víctima de Sabrina.

“Le dijimos que no fuera. Que Sabrina era muy chica para manejar ese rodado. Lo mismo se fue. Como a las 18 vino el padre y nos dijo que habían tenido un accidente, pero que no sabía lo que había pasado, que estaban el hospital Padilla”, explicó Inés hermana de Lucía recordando aquel hecho.

Según relató la mujer, Mario Pasarín, el padre de la joven, fue quien les avisó del accidente y los arrimó hasta el hospital. Allí se les acercó un abogado: “Nos dijo que Pasarín era muy pesado, que era peligroso y, conversando con mi papá, le avisó que era mejor que no hiciera nada porque a otro de sus hijos le podría pasar lo mismo que a Lucía”, comentó la mujer según consigna La Gaceta.

La familiar de la fallecida recordó además que las pertenencias desaparecieron del hospital luego de que la joven falleciera y que nadie le dio explicaciones. También que tras la muerte, los amigos de la joven aportaron datos tales como que aquella fatídica tarde, jóvenes se ofrecieron a trasladar la moto en cuestión porque ella había bebido y no estaba en condiciones. Sin embargo, ella decidió conducir.

Aquel caso quedó en la nada. Ni la Justicia ni la policía dio explicaciones. La responsable, por ser menor, era inimputable. Sin embargo ahora, con 21 años, la mujer sí quedó detenida a la espera de las pericias. La familia de Lucía, en tanto, se acercó a la de Carrizo para acompañarlos y dar cuenta del entorno que rodea a la joven.

Sabrina carga con dos muertes en sus cortos 21 años.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Mateo, apóstol

La Iglesia recuerda a San Mateo, apóstol

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos