Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El cadáver ensangrentado de una mujer embarazada, con desgarros vaginales y anales, apareció hoy en la habitación de un hotel alojamiento, en un misterioso suceso que se registró en la localidad bonaerense de Florencio Varela.

Los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que este macabro hallazgo se produjo a las 14:30 en el interior de una de las habitaciones del albergue transitorio denominado "Susurros", que está situado en calle Humaitá al 2100, entre Remedios de Escalada y Alfonsina Storni. 

Trascendió que la infortunada víctima, cuya identidad de desconoce y que se sospecha sería adicta a consumir drogas, fue localizada boca arriba y ensangrentada, a la vez que luego se logró establecer que presentaba desgarros en las partes íntimas.

Pesquisas policiaes destinados en la comisaría 3ª de Florencio Varela dialogaron con el conserje del inmueble, quien les dijo que la mujer había llegado al lugar en un Ford Focus, patente EOS 287, en compañía de un individuo, quien huyó de manera espectacular en dicho vehículo, con el que rompió la barrera de seguridad del garage.

Gracias a esta chapa, los servidores públicos de la seccional determinaron la radicación de la unidad, pero al arribar a esa vivienda fueron atendidos por una mujer, quien les confirmó que había vendido el Ford Focus en 2015.

Empleados del inmueble agregaron que la pareja solicitó una botella de cerveza, pero la misma no fue localizada en la habitación que utilizaron.

Intervino en el expediente, que preventivamente fue caratulado "Averiguación de causales de muerte", el doctor Mario March, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3 de Florencio Varela, dependiente del departamento judicial de Quilmes.