Tras un cruce con el marido de la oficial asesinada en el distrito bonaerense de Ituzaingó , el jefe de la Policía Bonaerense, Fernando Perroni, fue a visitar este lunes a los padres de la joven y les anticipó que Lourdes Espíndola, será ascendida post mortem y velada con honores.

Además, les anunció que el vehículo que utilizaron para escapar los delincuentes que son señalados como los autores materiales del crimen de su hija, fue hallado incendiado en la zona, gracias a que fue captado por las imágenes de cámaras de seguridad.

Todo esto sucedió tras el dramático pedido de Fernando Altamirano, esposo de la víctima, con respecto a la falta de protección que tienen los policías al realizar su trabajo "Quiero que esto no quede así no más, que todos mi. compañeros tengan seguridad, que no salgamos a la calle y nos maten como perro. No se puede vivir así, las autoridades no nos escuchan" .

Altamirano, que había expresado sus sentimientos públicamente y las ganas de dejar la fuerza, tuvo una fuerte discusión el domingo con Perroni, que le dijo que deje de llorar y se comporte como un "hombrecito".