La justicia de Mendoza ordenó indemnizar con 350.000 pesos a un preso condenado por tres homicidios en un juicio iniciado contra la provincia por los daños que sufrió mientras cumplía su condena en el penal de la localidad de Boulogne Sur Mer.

La Tercera Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributario resolvió, el 19 de febrero, hacer lugar a la demanda por daños y perjuicios promovida por Enrique Hugo Montuelle Masmouk (38) en contra del gobierno de la Provincia de Mendoza, pero el fallo recién se conoció este miércoles.

Masmuk quien está condenado por tres homicidios ocurridos en el mismo penal donde está alojado denunció que "lo maltrataban, lo trataban como loco y le cortaban la cara”.

La demanda además señaló que Masmouk durante su estadía en la penitenciaría sufrió cuatro traslados, siendo el último en 2013, y en uno de ellos fue apuñalado por tres presos y como consecuencia del ataque perdió el bazo y parte del intestino.

El controvertido fallo lleva la firma de la Cámara integrada por los jueces Gustavo Alejandro Colotto, Graciela Mastracusa y Sebastián Márquez Lamená y sostiene que el gobierno de Mendoza deberá pagarle 150.000 pesos por daños físicos y 200 mil pesos por los psicológicos.

Sobre este punto la sentencia dice: "En el supuesto la ponderación del daño moral debe surgir derivado de las consecuencias producidas por la lesión sufrida, por las repercusiones en la persona de Montuelle Masmouk, en especial aquellas que derivan de la carencia del bazo, la cual se vería exacerbada por el medio en el cual vive, es decir con escasez de asepsia y las posibilidades que de ello derivan, máxime si la atención médica, tal como se afirma en pericia médica, resulta deficitaria".

"Por consiguiente" agregó-  "entiendo ajustado indemnizar con la suma de pesos 200.000 el agravio moral ocasionado, atento a la importancia del daño sufrido, a la pérdida del órgano y a las consecuencias que de ello se deriva y 150.000 pesos por daños físicos".

Asimismo, el Estado tendrá que destinar otros 150.000 pesos a los honorarios de los abogados y 21.000 pesos a los peritos médicos que intervinieron. 

Uno de los argumentos del Tribunal hace referencia a lo dispuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que señala que "quien sea detenido tiene derecho a vivir en condiciones de detención compatibles con su dignidad personal y el Estado debe garantizarle el derecho a la vida y a la integridad personal".

Finalmente, los magistrados aseguraron que Masmouk padece de "severos problemas patológicos de orden psicológico por pasar 13 años de encierro en malas condiciones ambientales, en aislamiento, con varios hechos de autoagresión y heteroagresión".

Fuente: Telam