La joven recurrió a la prensa para contar su historia buscando protección para ella y su hija.

"Me encerraba en mi propia casa, me sacaba el celular, me golpeaba y me sometía. El viernes me pegó una patada en el pecho y el sábado me dio un cabezazo que me rompió la nariz", contó desesperada.

"Después de que me pegaba, me decía 'te amo tanto, que mi forma de amar la canalizo así. No sé qué hacer con tanto amor que siento por vos''", agregó entre lágrimas.

"Me llegó a encerrar por 12 horas. No fui al casamiento de mi mejor amiga porque me encerró y estaba toda golpeada. Es muy denigrante que te encierren en tu propia casa, me tocaba y me tenía cambiar enfrente de él", precisó aún presa de un justificado temor.

Golpeador caído

Luego de un intenso operativo de búsqueda, que se llevó a cabo en los últimos días en Oberá y localidades vecinas, la División Investigaciones de la Unidad Regional II detuvo este martes a Kratz (29), acusado de haber tomado cautiva a su ex mujer, a quien también amenazó y le fracturó la nariz de un cabezazo.