Todas las organizaciones coinciden en la necesidad de la unificación de las denuncias por violencia de género y la cuestiones que se desprenden de ella, como por ejemplo la mantención de los niños en común.

El acceso a la Justicia es imprescindible para que una mujer pueda salir del círculo de la violencia. La necesidad de abogados gratuitos para llevar adelante los expedientes, La implementación de tobilleras en las medidas derestricción.

La reforma feminista propone un cambio profundo del sistema de Justicia patriarcal en el que se escuche a las víctimas, se abandonen los estereotipos de género y las caracterizaciones de “buenas” y “malas” víctimas. Según explican desde la agrupación Ahora si nos ven.

“Un sistema judicial con perspectiva feminista que tenga en cuenta en sus decisiones cada caso en particular y siempre tenga presente las relaciones asimétricas de poder existentes entre varones y mujeres y LGBTI”, explican.

“La formación en perspectiva de género debe ser de carácter obligatorio, dictarse de forma regular siendo sus contenidos actualizados constantemente. Estos conocimientos y antecedentes en perspectiva de género deben ser evaluados en los concursos a cargos. Además, romper con un sistema judicial machista es derrumbar la figura del juez patriarca, efectivizar el acceso de mujeres y LGBTI a puestos de jerarquía en el Poder Judicial y la paridad de género en la Justicia#, sostienen.

Desde la Casa del Encuentro reclaman la efectiva implementación a nivel nacional del “Sistema Único de Registro de Denuncias de Violencia de Género (URGE)”, unifica la totalidad de denuncias por violencia de género formuladas en dependencias policiales.  También la efectiva implementación a nivel nacional del “Sistema Integrado de casos de Violencia por Motivos de Género. “Es imprescindible la puesta en marcha a nivel nacional del “Cuerpo de abogadas y abogados para víctimas de violencia de Género”, para garantizar el acceso a la justicia con patrocinios jurídicos gratuitos”, sostienen.

“Insistimos en la capacitación a efectores de la justicia para que el abordaje ante una denuncia por violencia sexista, tenga un accionar con perspectiva de género. Por esto reclamamos que se cumpla a nivel nacional la Ley Micaela (programa de capacitación en género y violencia contra las mujeres) y la evaluación posterior de la misma”, dice Ada Rico de La Casa del Encuentro.

Desde el Observatorio Lucía Perez sostiene “Exigimos el cambio en la reglamentación de la Ley Brisa: El acceso al derecho que garantiza la Ley Brisa a las infancias huérfanas por femicidios se ve obstruido por la reglamentación que hizo el Poder Ejecutivo. El trámite actualmente no es administrativo sino judicial, lo cual requiere la participación de abogadxs. Los letrados oficiales están recargados y hacen más lento el proceso judicial.”.  Otro de los pedidos “Exigimos la creación de un cuerpo nacional de fiscales y peritos oficiales que intervengan desde el primer momento en casos de femicidios territoriales"

"Exigimos que en aquellos casos en los que la trama de corrupción incluyan a policías y justicia, los juicios orales se realicen fuera del ámbito jurisdiccional controlado por las redes que produjeron el delito.", sostienen

Estos son algunas de la necesidades y propuestas de las organzaciones que luchan contra la violencia de género.