La Justicia de Quilmes le otorgó la libertad anticipada a un policía condenado a siete años de prisión por haber baleado y dejado paralítica en 2001 a la entonces estudiante universitaria Carla Lacorte, informaron este viernes fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por el Juzgado de Ejecución Penal 2 del mencionado departamento judicial bonaerense, que le dio el beneficio de libertad asistida al ex oficial de la Policía bonaerense José Ignacio Salmo, que se hizo efectiva hace una semana.

El pasado 23 de abril se había realizado una audiencia en la sede judicial de Vicente López y Carlos Pellegrini, de la mencionada localidad del sur del Gran Buenos Aires, por el pedido de libertad anticipada solicitada por la defensa del condenado.

En un comunicado difundido en esta jornada a la prensa, Lacorte expresó al respecto: "Es indignante que el juez haya tomado esta decisión a pocos días de cumplirse 17 años de los hechos por los que Salmo me condenó de por vida a estar en una silla de ruedas. En la audiencia el Juez me dijo que ’no quería que me encontrara con Salmo por sorpresa en la calle’ y me notifica de una decisión, sin ningún argumento jurídico, cuando ya está tomada".

"Salmo fue liberado muchos meses antes de que se cumpliera el tiempo requerido legalmente para otorgar la libertad asistida, es decir que, aún teniendo en cuenta ese beneficio, que para nosotros no corresponde otorgar a un policía de gatillo fácil, el juez viola las propias normas que dice defender. Y viola las normas para favorecer a un policía asesino, al mejor estilo de lo que postula Macri con su doctrina Chocobar", afirmó la víctima.

El hecho que dejó paralítica a Lacorte se registró el 1 de junio de 2001, cuando cuatro hombres asaltaron un local de McDonald’s en el centro de Quilmes y, al escapar, fueron vistos por tres policías que cargaban combustible, por lo que se generó un tiroteo.á

En ese momento, Lacorte, que tenía 29 años, bajó del colectivo en el que regresaba a su casa desde la facultad de Veterinaria y cuando caminaba por la calle Mitre, fue alcanzada por un balazo que le dañó la médula y le pasó a medio centímetro del corazón.

Los investigadores determinaron que el disparo que hirió a la víctima fue efectuado por el entonces policía Salmo.

La causa tuvo muchas idas y vueltas: en 2004, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Quilmes absolvió a Salmo y condenó a los asaltantes, pero tras una apelación, en junio de 2008 la sala III de Casación condenó a Salmo por “lesiones gravísimas” y luego, en 2010, el TOC 5 de Quilmes le aplicó seis años y medio de cárcel.

Salmo estuvo sólo 10 días preso, ya que fue excarcelado por la Cámara de Apelaciones del mismo Departamento Judicial en un polémico fallo que cuestionaba la militancia en defensa de los derechos humanos de Lacorte.

La condena fue ratificada y aumentada a siete años de prisión por el Tribunal de Casación Penal, posición que sostuvo luego la Suprema Corte Bonaerense y la Corte nacional y determinó que Salmo finalmente volviera a prisión en 2013.

Fuente: Télam