Por María Helena Ripetta 
mripetta@cronica.com.ar 

Roxana Hurban tiene 43 años, vive en Villa Elisa, partido de La Plata, junto a sus dos hijos, de 20 y 9 años. Había denunciado a su ex 11 veces, quien la hostigaba y la amenazaba. Tras las notas realizadas con Crónica en septiembre del año pasado, al acusado le colocaron la tobillera. Pero Roxana denuncia que la siguió hostigando por teléfono y que el 21 de enero la chocó: por el impacto está con cuello ortopédico y lesiones en la columna sacra.

"Me habían llamado de monitoreo avisándome que él estaba a 700 metros y que el agresor no atendía el teléfono y no detenía la marcha para que cambiara el recorrido. Esta situación se repitió varias veces en la semana anterior. Todo premeditado por el agresor. Esperaba que el dispositivo me indicara que ya no estaba cerca. El semáforo se pone en rojo, me marcaba que él estaba a 500 metros, miro al costado y este tipo se para en la banquina. Se baja con algo en las manos y empieza a dar golpes de puño al capot de mi auto, mientras me decía hija de puta te voy a matar", dice a Crónica Roxana y continúa: "Se mete adentro del auto de él a buscar algo, hace marcha atrás y me choca. Se baja la mujer y me grita que siga. El semáforo se pone en verde, arranqué y salí, seguí como pude. Tenía miedo que viniera atrás mío".

En el camino Roxana se cruzó con un patrullero y le contó lo sucedido. "Lo hicieron ir en su auto a la comisaría de Gonnet, él trabaja en el hospital de la zona, debe tener algún contacto. Nos tomaron declaración a los dos. Me fui con la idea de que iba a quedar detenido, y después desde monitoreo me dicen que no fue así. Violó la restricción, me agredió y me amenazó, pero está libre", afirma Roxana que siente que es "un femicidio en curso".

Cada día avisa a monitoreo que está saliendo de su trabajo. "El miércoles 25 de septiembre después de la nota con "Crónica" autorizan la colocación de la tobillera. Me entregan el dispositivo, como no lo podían ubicar al señor recién se lo ponen el 30. El hostigamiento nunca frenó. A mi hijo mayor lo llama para decirle que se cuide que lo va a matar. A mi me llamaba a cualquier hora, bloqueba el número y él compraba un chip nuevo, y me volvía a llamar. Está todo denunciado", dice Roxana que ya no sabe qué más hacer.

"Nos separamos en noviembre del 2018 por desamor de su parte. Convivimos bajo el mismo techo hasta el 3 de enero del 2019 porque él no quería ir a vivir a la casa de sus padres. Pero ese día agravió a mi hijo mayor por Facebook y le dije que no podíamos seguir así para resguardar a mis hijos. La casa es herencia mía, le dejé las cosas en el garaje y no lo dejé entrar más. Cuando nos separamos comenzó a manifestar violencia en el domicilio rompiendo puertas", decía en la nota de septiembre.

En cuanto al hostigamiento y amenazas. "Esto no paró", sostiene y se pregunta: "¿Qué están esperando para hacer algo, que me mate?".

Ver más productos

Este es el lugar donde decapitaron al beato Guillermo Harrington.

La iglesia recuerda hoy al beato Guillermo Harrington

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

Hubo muy buena sintonía entre el Papa argentino y el presidente de la República.

Encuentro Alberto-Francisco: "La unidad es superior al conflicto"

Ver más productos