Se conocieron nuevos detalles con respecto al femicidio de María Eugenia Montenegro, la joven de 22 años que habría sido degollada por su novio. El tremendo suceso ocurrió en la localidad bonaerense de General Juan Madariaga y se cree que el sospechoso, que intentó suicidarse cortándose el cuello, habría convivido el fin de semana pasado con el cadáver de la muchacha escondido debajo de una cama.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que, según la hipótesis del fiscal de la causa, el doctor Juan Pablo Calderón, el individuo, cuyo nombre es Damián Alejandro Vega, habría matado a la víctima y permanecido durante todo el fin de semana pasado con el cuerpo de la mujer en la vivienda familiar.

Peritos de la Policía Científica lograron determinar que la mujer presentaba un total de 17 heridas de arma blanca (16 de ellas en la región del cuello y la restante a la altura del hombro izquierdo).

Tal como publicamos, el cadáver de la mujer fue encontrado en la mañana del lunes vestido y tendido boca arriba y oculto debajo de la cama en la finca en la que Montenegro residía con el sujeto, situada en la calle Dos de Abril al 1700, casi en el cruce con El Salvador, en el denominado barrio Belgrano. En base a las diversas pericias, se comprobó que el crimen fue consumado en el interior de esa vivienda.

Vega se encuentra alojado, con custodia policial, en el Hospital General de Agudos Ana Rosa de Martínez Guerrero, donde evoluciona de las lesiones que, según confirmaron los médicos del centro asistencial, eran de carácter superficial.

Servidores públicos destinados en la Estación de Policía Comunal (E.P.C.) de esa zona, con el apoyo de los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.), esclarecieron el ilícito, ya que redujeron al sospechoso, de 31 años, luego de que intentara matarse al efectuarse diversos cortes en el cuello, con un cuchillo, en el patio de la vivienda de uno de sus familiares, ubicada en la calle Brasil al 600, en el mismo distrito.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el asesinato comenzó a descubrirse cuando la madre de la víctima había concurrido a radicar una denuncia ante la Justicia porque desconocía por completo el paradero de su hija, oportunidad en la que los pesquisas recibieron un aviso al número telefónico de emergencia 911 y que hacía referencia a la tentativa de suicidio de Vega.

Amigas de Montenegro, en tanto, concretaron ayer una marcha por las calles de dicho vecindario para reclamar justicia y que el ilícito no quede en la impunidad.

Calderón caratuló la causa penal “Femicidio en contexto de violencia de género”.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios