Los cadáveres acribillados de un hombre y una mujer fueron encontrados en un descampado de Rosario. Los investigadores revelaron que una de las víctimas recibió 33 balazos y sospechaban que habían sido asesinados en otro lugar.

El hallazgo de los cuerpos ocurrió alrededor de las 13 de este sábado, en cercanías del pasaje Suárez y la colectora 25 de mayo de avenida Circunvalación, en la zona noreste de esa ciudad santafesina.

Fuentes policiales informaron que las dos personas tienen entre 30 y 40 años, y recibieron varios impactos de bala, aunque no fueron encontradas armas de fuego ni vainas servidas en la zona.

El informe preliminar indicó que la mujer tenía 33 orificios de bala en distintos lugares del cuerpo, mientras que el hombre recibió un balazo en el hombro izquierdo y otro en la nuca

Los investigadores suponen preliminarmente que el doble homicidio no sucedió en el lugar del hallazgo, sino que los cadáveres fueron arrojados en ese lugar luego de ser baleados.

Fueron encontrados por un joven que volvía en bicicleta de la casa de unos amigos, a quien le pareció ver unas piernas de mujer que sobresalían entre unos pastizales.

Las víctimas no contaban con ningún tipo de identificación por lo que se solicitó el traslado de los cuerpos al Instituto Médico Legal para realizarles la autopsia y una pericia de identificación, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En ese sentido, el hombre fue descripto como “obeso, robusto, morocho y de entre 30 y 40 años"; y la mujer "delgada, de cutis trigueño y cabellos teñidos de rubio”, entre 25 y 35 años. 

El descampado en Rosario donde encontraron los cuerpos (Gentileza La Capital).

Cubiertos por trozos de frazadas, un nylon grande y hasta una alfombra de un auto estaban los cadáveres, ambos con muy poca vestimenta y un detalle llamativo: las zapatillas junto a los cuerpos, informó el sitio La Capital.

En principio, ninguna de las averiguaciones de paradero vigentes recibidas hasta la tarde del sábado coincidía con las descripciones de los cuerpos hallados

El fiscal de la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos, Gastón Ávila, quedó a cargo de la investigación y ordenó el levantamiento de rastros, relevamiento de cámaras de seguridad y la toma de testimonios a vecinos de la zona.