Una mujer fue hallada muerta en un cementerio de la localidad correntina de 9 de Julio. El cuerpo presentaba fuertes golpes y tenía un crucifijo en la boca. 

El hecho ocurrió el miércoles y sospechan que se trató de un rito pagano, debido al estado en el que encontraron el cuerpo. Por la mañana, el hombre que cuida el lugar encontró el cadáver que estaba irreconocible debido a los golpes en la cara. Además de tener vendada la boca, tenía unas bolsas con ladrillos sobre las piernas y estaba “como sentada”, a un costado de los nichos municipales.

Según fuentes consultadas, en la escena del crimen se pudo observar mucha saña por parte del autor, informó Diario Época. Los investigadores creen que el cuerpo fue abandonado en el cementerio durante la noche y que lo habrían ingresado por una entrada lateral que antes era el ingreso principal.

En la zona habrían encontrado marcas de un rodado, pero no pudieron establecer que el asesinato haya ocurrido en el cementerio. Por el momento la víctima no pudo ser identificada. En el lugar se presentó el fiscal de Goya, Francisco Arrué, quien ordenó que el cuerpo sea llevado a esta ciudad para que se realice la autopsia correspondiente y obtener más pistas.