Lucas González, el futbolista de 17 años de las inferiores de Barracas Central que fue baleado el miércoles en la cabeza por un efectivo de la Policía de la Ciudad, murió esta tarde en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela, donde se encontraba internado en estado crítico desde esta madrugada.
"Mataron a mi sobrino. Queremos pedir Justicia por Lucas. Lucas va a seguir en nuestros corazones y en los corazones de mucha gente", dijo Emanuel, tío del futbolista, en la puerta del centro asistencial. A su vez, el hombre remarcó que la familia " está destrozada".

En esa línea, el tío del futbolista, se refirió a los efectivos policiales que son responsables del inicidente en el que Lucas recibió dos disparos en la cabeza que resultaron fatales: " Son unos delincuentes, quisieron ensuciar a cuatro nenes que venían de jugar a la pelota y terminó en la muerte de Lucas, basta, no queremos más estas muertes"
En medio de un clima de dolor, y llanto desconsolado, los amigos y conocidos de la cuarta del club de la víctima reclamaron Justicia: " Queremos Justicia, no sabían a quien matar y vinieron a matar a un deportista, ponen pruebas que no son. Salieron de entrenar, venían tomando jugo y le metieron dos tiros en la cabeza".
"¡Esto no tiene que pasar más, porque venimos de la villa nos van a matar, no!", expresó uno de los jóvenes presentes en la marcha. Ahora la familia denuncia "gatillo fácil", y reclama Justicia y castigo para los policías implicados. 

¿Cómo fue el episodio en el que Lucas fue baleado?

El hecho ocurrió el miércoles a las 9.30 cuando, en circunstancias que aún son materia de investigación judicial, el adolescente y tres amigos se movilizaban en un Volkswagen Suran azul y, al detenerse en un kiosco situado sobre la calle Luzuriaga, de Barracas, fueron interceptados por efectivos de civil de la Comisaría Vecinal 4C quienes, según su versión, creyeron que iban a cometer un robo.

La policía dijo que los jóvenes se negaron a ser identificados, embistieron con el vehículo a dos efectivos y tras una persecución a los tiros que se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, el futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante, dos de sus amigos fueron detenidos y un tercero escapó, aunque más tarde se presentó en sede policial con su madre y quedó aprehendido.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy