Maximiliano Mendoza, el efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) que el viernes pasado había recibido un disparo en la cabeza, en el interior de su domicilio, perdió la vida debido a sus graves heridas en el Hospital Bartolomé Churruca, en el barrio porteño de Parque Patricios. El caso ocurrió en la localidad bonaerense de La Capilla y se cree que la víctima se habría suicidado.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que finalmente Mendoza, de 24 años, dejó de existir en el citado centro asistencial, a raíz de la gravedad de sus heridas y a pesar de la tarea desarrollada por los médicos del nosocomio.

Tal como publicamos, el hecho se produjo en la jornada del viernes pasado en una finca situada en calle 1330 al 300, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

 

Mendoza, quien recibió un certero impacto de arma de fuego en la sien derecha, tuvo que ser trasladado, en un comienzo y de urgencia, al Hospital Zonal General de Agudos Mi Pueblo, en Florencio Varela.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, a raíz de la gravedad del cuadro, el muchacho fue derivado al hospital capitalino.

Servidores públicos destinados en la comisaría de La Capilla (5ª de Florencio Varela) se encargan de investigar el episodio.

Por su parte, los integrantes de la Policía Científica desarrollaron una serie de peritajes en el interior de dicho inmueble.

 

Hasta el momento, se sospecha que Mendoza trató de quitarse la vida, luego de un altercado que mantuvo con su concubina, oportunidad en la que se habría efectuado un tiro en el cráneo, con su pistola reglamentaria nueve milímetros.

Intervino en la causa la doctora María Nuria Gutiérrez, fiscal de la Unidad Funcional N° 4 de Florencio Varela.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios