El crimen fue cometido el 29 de diciembre. (Gentileza de El Argentino Gualeguaychú)

Nahir Galarza, la joven que confesó haber asesinado de dos balazos Fernando Pastorizzo en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú pidió ampliar la indagatoria ante los tribunales y brindó una declaración durante tres horas. El 70 por ciento de su testimonio, lo hizo en medio del llanto y una profunda catarsis. 

En sus dichos, la joven de 19 años cambió casi por completo su versión anterior, manifestó que el hecho fue accidental y detalló qué sucedió desde que se encontró con su ex novio hasta que lo mató.

¿Por qué se encontraron a la madrugada?

Nahir contó que tenía bloqueado a Fernando en WhatsApp y lo desbloqueó para llamarlo. Como el joven no la atendió, volvió a bloquearlo. Minutos después, el varón la llamó, ella atendió pero la víctima no podía escucharla. La llamada se cortó, la chica se quedó sin batería y se tomó un remis hacia la casa del afectado.

El encuentro

Según contó Nahir, cuando llegó a la casa de Fernando el joven salió enojado porque ella no le atendía el teléfono. La chica le contestó que no tenía batería y le dijo que "sólo fue a buscar el cargador y se iba". 

"Él insistió para que yo entre a su casa pero yo no quería y me quedé en la vereda. Él me gritaba porque no le atendí el teléfono, estaba enojado. Él sabía cómo manipularme y sabía qué palabras decirme para que me duela. Con él tuve mi primera relación, fue antes de los 16", dijo. Relató que desde allí, fueron a la casa de ella y no mediaron ninguna palabra en el viaje.

"Él sabía cómo manipularme. Con él tuve mi primera relación"

 

¿Qué pasó en la casa de Nahir?

La acusada dijo que lo dejó pasar a su vivienda porque el chico ya estaba "calmado". "Entró su moto al negocio de mi casa, lo dejé pasar a mi casa y cuando pasamos por la cocina él agarró el arma de mi papá y empezó a joder. Movía la pistola por todos lados y decía 'mirá que fierro el de tu viejo'", relató.

Agregó que ella lo insultó y se enojó. "Le dije que era un enfermo, unas cosas más y me fui a mi habitación. El me siguió, me abrazó, me pidió perdón y logró que me calme. Después, me convenció y tuvimos relaciones", recordó.

"Agarró el arma de mi papá y me empezó a joder. Me enojé pero me pidió perdón, me abrazó y tuvimos relaciones"

Tuvieron relaciones y volvieron a pelear
 

La chica recordó que después de tener relaciones sexuales con Fernando, él empezó a "reprocharle que se veía con otros chicos", le dijo que era "una trola" y le aseguró que "la vio dándose un beso con un chico de nombre Rafael".

"Fernando me vio dándole un beso a Rafael"

¿Quién es Rafael?

En medio de la pelea, Nahir le aseguró que Rafael era un chico con el que hablaba y se veía desde hacia un largo tiempo. Además, le contó que "en ese momento sólo quería a Rafael", le dijo que este chico "la respetaba mucho más que él" y que era "mil veces mejor". 

Según dijo, en ese momento, Fernando reaccionó de forma violenta: "Le dio un ataque de ira. Me empujó, tiraba cosas, me tiró de los pelos, me empezó a insultar, me dijo que era una desesperada y me puse a llorar cuando me dijo que era una depresiva. Él sabía que esa palabra me afectaba. Le dije que se vaya de mi casa, que no lo quería ver más". 

"Fernando me apuntó con el arma"

Cuando Nahir lo echó, Fernando le pidió perdón, la abrazó y le dijo que él iba a cambiar. Sin embargo, la joven le dijo que la deje "tranquila" y volvió a compararlo con Rafael.

En ese momento, dijo que "Fernando me sacó de la habitación de los pelos, agarró de nuevo el arma, me apuntó en la panza y me dijo que me iba a ir con él. Yo estaba más sorprendida que asustada, le pregunté qué le pasaba llorando y me dijo que me callara". 

"Yo no quería gritar porque mi papá se podía despertar y no quería que viera la situación. Él me tiró por la escalera de los pelos y cuando llegamos al patio me abrazó como si nada. Me dijo que si quería que él se calmara, haga lo que le pedía", agregó.

"Fernando apretó el gatillo"

La joven aseguró que Fernando apretó el gatillo y le dijo que "ni se le ocurra salir corriendo". El chico sacó su moto del negocio y guardó el arma en su pantalón. 

El viaje a la casa de la abuela de Nahir, donde ocurrió el crimen

Nahir contó que se subieron a la moto y se cruzaron con Joaquín, un chico que hablaba con la detenida. En ese momento Fernando le dio el casco para que se lo ponga y le dijo que se callara. 

Además, aseguró que el difunto le empezó a hacer preguntas con un tono agresivo, le preguntó si se había visto con Joaquín y le dijo que era "una zorra, un asco de persona".

La detenida dijo que trató de calmarlo, le aseguró que lo de Rafael era mentira y, cuando se quiso tirar de la moto, el chico aceleró. Agregó que ella le quiso sacar el arma pero no podía porque él la tenía sostenida con una mano y se iban a caer del vehículo los dos. 

La imputada le dijo que si estaba con otros chicos, no le tenía que importar por que "no eran nada", le pidió que la lleve a la casa de su abuela, le propuso hablar al otro día tranquilos y le solicitó que le devuelta la pistola de su padre –ya que el hombre iba a ir a trabajar en unas horas–. 

El chico no contestó, aceleró y comenzó a reir como un loco, dijo Nahir. Agregó que cuando llegaron a la casa de su abuela, él perdió el control de la moto, la agarró con las dos manos y casi se caen. En ese momento, ella agarró el arma y dijo que "ni sabe cómo la agarró". 

Los disparos

"Fernando frenó la moto de golpe y ahí sentí la primera explosión. Nos caímos los dos. Me paré y no entendía nada. Empecé a temblar, me quedé sorda, quedé como boba. Me agaché a mirarlo y ahí salió la segunda explosión. Me sorprendió, dijo.

Agregó: "Tiré el arma al piso y no sabía qué hacer. No sabía qué había pasado. Lo primero que se me pasó por la mente era que era el arma de mi papá y que le iban a echar la culpa a él. Por lo tanto, me fui a mi casa, dejé el arma donde estaba y me fui a acostar. No sabía si lo había matado". 

"No sabía si lo había matado"

 

La mañana siguiente al crimen

"Vi a mi papá  armando su bolso pero no cruzamos palabras. Me dormí media hora, me llamó la mamá de Fernando y ahí me enteré que falleció. No tenía noción de las cosas", aseguró. 

"Fue un accidente, no supe que hacer. Me pudieron los nervios. Nunca en mi vida se me cruzó por la cabeza que podía matar a una persona ni aunque me maltrataba hubiese querido que pase eso", dijo. 

"Fue un accidente"

¿Qué dijo sobre la versión anterior?

Nahir aseguró que en su declaración anterior mintió para que su padre no tenga problemas. "No sabía qué hacer, si yo contaba eso nadie me iba a creer", manifestó. 

Además, en cuanto a la versión de un crimen planificado, contó que el día anterior al crimen fue a comprarse ropa para estrenar en año nuevo y agregó que tenía pensado irse de vacaciones con sus amigas y familia. "Tenía mi vida organizada, fue un accidente", concluyó. 

"No sabía qué hacer, si yo contaba eso nadie me iba a creer"