En la localidad bonaerense de General Rodríguez, un preso por narcotráfico, que había sido beneficiado con arresto domiciliario, rompió la tobillera electrónica con la que era vigilado y, tras emborracharse, amenazó de muerte a sus hijos y provocó destrozos en la vivienda de las víctimas. El individuo, de 45 años, fue detenido por los efectivos policiales.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los pesquisas apresaron al sujeto, de nacionalidad paraguaya, en el cruce de Perú y Arenales, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias estuvieron a cargo de los servidores públicos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Moreno – General Rodríguez.

Trascendió que los hechos se produjeron el 27 de junio pasado cuando el preso, que había sido beneficiado por los funcionarios, rompió la tobillera electrónica con la que era monitoreado por los integrantes del Servicio Penintenciario de la Provincia de Buenos Aires.

Posteriormente el hombre, con antecedentes por narcotráfico, se embriagó y luego concurrió a la vivienda de sus hijos, a quienes amenazó, a la vez que ocasionó destrozos en el domicilio.

Momentos después, los damnificados radicaron una denuncia ante las autoridades policiales.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Amenazas agravadas”, la doctora Alejandra Silvana Rodríguez, fiscal de la Unidad Funcional N° 9, y el Juzgado de Garantías N° 2, pertenecientes a los tribunales de Moreno – General Rodríguez.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy