En la localidad bonaerense de Bella Vista, dos integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires ayudaron a un niño de dos años, hijo de una suboficial de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.), a quien le salvaron la vida al efectuarle maniobras de RCP, debido a que el menor se había ahogado mientras dormía en el domicilio familiar.

Los voceros revelaron a cronica.com.ar que los hechos se produjeron cuando la sargento Lucía Antonella Carballo, perteneciente a la comisaría 3ª de San Miguel, y al oficial Jorge Ayala, de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (U.T.O.I.), vigilaban las calles de Bella Vista, en el noroeste del conurbano provincial.

En estas circunstancias, ambos policías fueron informados de que había una mujer, de 34 años, en el cruce de Sebastián Gaboto y Pardo, la cual pedía desesperadamente auxilio mientras tenía en brazos a un nenito.

Con rapidez, esos uniformados arribaron a dicha esquina, oportunidad en la que esta mujer les dijo que era cabo de la Gendarmería y el chico era su hijo, llamado Gonzalo, de 2 años, quien se había ahogado, mientras dormía en la vivienda.

Por este motivo, los efectivos de seguridad comenzaron a realizarle al pequeño maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP), para luego salvarle la vida, trasladándolo de inmediato al Hospital Santa María, situado en jurisdicción de San Miguel.

Médicos del nosocomio revisaron al menor y luego resolvieron otorgarle el alta, debido a su buen estado de salud.

Autoridades de la Estación de Policía de San Miguel se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy