En el marco de la investigación que se desarrolla por la muerte de la enfermera de 47 años que apareció muerta este lunes en su casa de González Catán, la Justicia tendría sobrados elementos que comprueban que se quitó la vida, final al que habría sido inducida por su marido y padre de sus hijos, Silvio Espíndola, quien está detenido imputado por homicidio agravado por el vínculo. En la causa interviene la UFI 3 Descentralizada de Gregorio de Laferrere.

La víctima identificada como Elizabeth Di Legge, habría sufrido violencia de género de parte de Espíndola. Según figura en el expediente que investiga la muerte, en julio pasado, la mujer se acercó a la Red de Asistencia del Hospital Churruca, donde ella trabajaba como enfermera, para solicitar contención ya que, de acuerdo a lo establecido en el documento, "no podía tomar la decisión de separarse de su parejaque ejercía violencia por motivos de género", y con quien tenía en común tres hijos de 10, 16 y 20 años. El hombre también trabajaba en el Churruca como enfermero.

Silvio Espíndola, quedó detenido.

Además, el mismo documento establece que la mujer se encontraba en tratamiento psíquico y psiquiátrico por manifestar deseos suicidas.

Cabe destacar que la víctima no había realizado denuncias por violencia de género. Sin embargo, hay testimonios de vecinos, que sostienen que más de una vez, la víctima habría mencionado sufrir en varias oportunidades maltratos y abusos

 

Cómo encontraron el cuerpo sin vida de la enfermera

Di Legge era buscada desde el viernes pasado. Según había declarado Espíndola, la mujer había desaparecido cuando se dirigía al trabajo para cumplir con una guardia pero nunca llegó. Después de tres días de intensa búsqueda, las autoridades la encontraron sin vida en su domicilio.

Uno de los perros rastreadores de la policía fue el que marcó este lunes la entrada de la vivienda que en los últimos días había sido examinada en el marco de la investigación.

La policía científica trabajó en el lugar para determinar la causa de muerte. Según trascendió, el cuerpo estaba sentado en uno de los ambientes de la casa y tenía colocado una vía intravenosa.

Según los investigadores, Elizabeth habría tenido una discusión con su esposo el jueves pasado. De tal manera, tras el hallazgo del cuerpo de la mujer, Espíndola fue demorado y permanece con custodia en el domicilio, señalado como uno de los principales sospechosos por la muerte de la enfermera.

La víctima, Elizabeth Di Legge, tenía 47 años.

El fin de semana, la Policía Bonaerense había despleado un intenso operativo en González Catán para buscar a Elizabeth. La última información que se tenía sobre la enfermera era que había salido de su casa el viernes 29 de julio a las 10 de la mañana rumbo a la estación de tren del ramal Belgrano Sur para concurrir a su trabajo en el centro de salud.

Su esposo fue el que radicó la denuncia por su desaparación al día siguiente. El fiscal Matías Folino inició la causa poraveriguación de paradero”.

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios