Los abogados defensores de  Nahir Galarza, la chica acusada de matar a balazos a su novio Fernando Pastorizzo en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, presentó este martes un pedido de recusación por "falta de objetividad" e "imparcialidad" del juez de garantías Mario Figueroa y del fiscal Sergio Rondoni Caffa.

Los letrados José Ostolaza, Horacio Dargainz, Darío Germanier y Pablo Sotelo, solicitaron que ambos funcionarios sean apartados del expediente que se lleva adelante por el impactante suceso que ocurrió a fines de diciembre último.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Crónica, las "arbitrariedades" tuvieron para la defensa su punto máximo cuando Rondoni Caffa, pese a que había un acuerdo entre las partes de realizar una audiencia de revisión de prisión preventiva el 17 de marzo venidero, intentó cerrar la etapa de investigación y elevar la causa a juicio oral.

El representante del Ministerio Público solicitó que la chica de 19 años, quien confesó ser la autora material del crimen, que está detenida en la Comisaría del Menor y la Mujer de Gualeguaychú, sea juzgada por el delito de "homicidio doblemente agravado por el uso de armas y la relación de pareja", el cual contempla como sentencia la prisión perpetua.

La figura del "machicidio"

Jorge Zonzini, vocero mediático de Nahir, sostuvo a este diario que "las arbitrariedades de Rondoni Caffa son un atropello permanente a la legítima defensa, inclusive, al punto de acordar un pacto de caballeros pero sin caballeros. Nunca cesó en su afán de querer ser pionero en materia de machicidio, tal sueña una ley que ni siquiera existe. Su desidia lo llevó a estos altísimos niveles de bajeza tanto jurídica como humanista".

El crimen fue cometido el 29 de diciembre del año pasado, cuando Pastorizzo fue encontrado baleado en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.