En la localidad bonaerense de Claypole, un oficial de la Policía de la Ciudad abatió a balazos a un supuesto delincuente que habría intentado asaltarlo en una parada de colectivos. La Justicia resolvió no detener al efectivo de seguridad, por haber considerado que obró en legítima defensa, pese a que se comprobó que el individuo tenía un revólver descargado.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que el hecho, que ocurrió el domingo pasado pero que se conoció durante la jornada de este martes, se produjo cuando el oficial, de 24 años, se hallaba en una parada de colectivos situada en el cruce de Adolfo Alsina y Concejal Trípodi, en el citado distrito, en el sur del Conurbano.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, en estas circunstancias, un sujeto se aproximó al joven y lo habría amenazado con fines de robo, a la vez que lo habría intimidado mediante el uso de un arma de fuego.

Trascendió que, en estas circunstancias, el oficial, quien en esos momentos se encontraba de franco de servicio y vestido de civil, extrajo de entre sus ropas una pistola nueve milímetros y dio muerte a ese individuo al efectuarle varios disparos.

 

 

Miembros del Comando Patrulla (C.P.), tras recibir una denuncia al número telefónico de emergencias 911, arribaron al escenario del supuesto intento de asalto y dialogaron con el joven, quien se desempeña en la División Operaciones Urbanas de Contención de Actividades Deportivas (D.O.U.C.A.D.), que tiene sede en el barrio porteño de Barracas.

Se determinó que el fallecido era un individuo de 24 años que presentaba al menos cuatro impactos de bala (dos en ambos antebrazos, uno en la cabeza y el restante en la región del estómago).

 

 

Efectivos destinados en la comisaría de Claypole (6ª de Almirante Brown), por su parte, realizan diferentes procedimientos para aclarar el episodio, comprobándose que el sujeto que perdió la vida habría amenazado de muerte al muchacho con un revólver Italo Gra 32 largo, el cual carecía de municiones en el interior del tambor.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Homicidio en ocasión de robo”, los funcionarios pertenecientes a los tribunales de Lomas de Zamora, quienes resolvieron que el policía que estuvo implicado en el suceso permanezca en libertad, al opinar que había actuado en legítima defensa.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios