En la localidad bonaerense de Bernal Oeste, un grupo de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires logró salvar la vida de un bebé, de 18 meses, a quien le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) en la oficina de guardia de una comisaría. La criatura, que había dejado de respirar, fue trasladada a la seccional por su madre.

Voceros revelaron a cronica.com.ar que el hecho, que ocurrió días pasados, pero que se conoció en la jornada de hoy, se produjo cuando una joven llevó a su hijo, de 18 meses, a la sede de la comisaría de Bernal Oeste (7ª de Quilmes), que se encuentra situada en el cruce de calle 172 y Pampa, a tres cuadras del arroyo San Francisco, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

Según manifestaron los informantes, la mujer les dijo a los uniformados que se hallaban en esos momentos en la dependencia de seguridad que necesitaba ayuda con urgencia, porque el pequeño no respiraba.

 

Trascendió que, por este motivo, los servidores públicos le efectuaron al niño maniobras de reanimación cardiopulmonar (R.C.P.), las cuales posibilitaron que el menor salvara la vida.

 

Posteriormente los policías introdujeron al bebé a bordo de un patrullero y lo condujeron a la Unidad de Pronta Atención (U.P.A.) N° 17, ubicada en Cabo Raúl Sessa al 1400, en la misma zona, donde fue atendido por los médicos del centro asistencial.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios