Dos jóvenes de 26 y 27 años que serían los agresores de Tiziano Gravier, uno de los cuatro hijos de la modelo Valeria Mazza y el empresario Alejandro Gravier, se entregaron este miércoles en una fiscalía de la ciudad de Rosario y quedaron detenidos por la golpiza a la víctima.

Ambos sospechosos, quienes se presentaron esta tarde de manera voluntaria en el Centro de Justicia Penal de esta ciudad santafesina, quedaron tras las rejas en el marco de la causa caratulada como “lesiones graves”.

Ambos quedaron a disposición del fiscal que investiga la agresión a golpes a Gravier, atacado a la salida de un boliche durante un confuso episodio de violencia ocurrido el último fin de semana.

 

Voceros judiciales informaron que los aprehendidos se entregaron a la Justicia luego de que esta mañana la Policía local allanara una vivienda ubicada en la calle Calvo al 1500, de la localidad de Funes, por orden del fiscal Rodrigo Santana, que investiga el caso.

Según indicaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación, las fuerzas de seguridad a cargo del operativo secuestraron “material de interés para la causa”, lo que habría motivado la entrega de los supuestos agresores del joven de 19 años.

 

¿Cómo sigue el estado de salud de la víctima?

 

Tiziano Gravier (19) sufrió una "fractura de mandíbula con desplazamiento" al ser atacado a golpes a la salida de una disco ubicada en Brown y Salta, de Rosario, el último fin de semana.

A raíz del ataque, la víctima iba a ser intervenida hoy quirúrgicamente en el Sanatorio Austral de Buenos Aires, luego de permanecer cerca de 24 horas internado en el Sanatorio Británico de la ciudad santafecina.

Según las cámaras externas del propio local bailable, el ataque fue a las 5:08 del domingo pasado, a metros de un móvil de Control de la Municipalidad de Rosario.

Mientras el joven herido estuvo internado en la ciudad santafesina, brindó su declaración en la que aseguró que el domingo a la madrugada llegó en taxi junto a su hermano Benicio, de 16 años, a la intersección de Brown y Francia, donde iban a encontrarse con un grupo de jóvenes.

Fue mientras cruzaba la calle, en la intersección de Brown y Vera Mujica, donde fue interceptado por los dos agresores, uno de ellos encapuchado, quienes le dieron dos golpes de puño en la cara.

“Le dijeron tincho, que es como se denomina en la jerga a los jóvenes de clase media-alta o alta. Aparentemente, fue porque lo escucharon hablar con un tono que tal vez no era frecuente para la ciudad de Rosario”, dijo Germán Pugnaloni, abogado de la familia Mazza-Gravier, en declaraciones a los medios.

"Fue un hecho gravísimo, de una violencia lamentable; Tiziano no cruzó palabras con estas personas", indicó el letrado al ser consultado sobre lo sucedido.

Pugnaloni explicó que tras el llamado de Tiziano, su madre y su padre acudieron al lugar, ya que toda la familia estaba en la ciudad por el cumpleaños de la mamá de la modelo.

Por su parte, Valeria Mazza publicó ayer un posteo en Twitter donde agradeció "el interés y la preocupación" de quienes la llamaron y consultaron por la salud de su hijo, al tiempo que contó: "El domingo a la madrugada mis hijos fueron atacados por 2 desconocidos, sin razón le pegaron a Tiziano, provocándole fractura de mandíbula".

 

Ver comentarios