Vecinos del barrio Lamadrid, en Villa María, Córdoba alertaron a la Policía sobre una acalorada discusión de pareja en un domicilio de la zona. Este fue el puntapié inicial para comenzar una invesigación que terminó con la jefa de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) y su pareja, investigador de la fuerza, detenidos acusados de producir y comercializar estupefacientes.

Se trata de la oficial Jésica Peña. Su detención se produjo luego de la de su pareja, Luciano Andrada, también policía pero de la localidad de Bell Ville, provincia de Córdoba.

"- Vos a la otra mina la traés acá hijo de p… ya te han visto. Ahora te voy a cagar la vida.
- Callate la boca que vas a armar un quilombo y me vas a mandar preso.
- No salís más basura"

Ese fue un fragmento de la disputa entre el hombre y la mujer, en la que esta última le advertía sobre sus sospechas de que "él la engañaba".

El elevado tono de la discusión hizo que los vecinos alertaran a la Policía de Córdoba, que arribó rápidamente al lugar donde se encontró con los integrantes de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), en medio de plantas de marihuana.

Para sorpresa de la Policía, la casa, ubicada en la la calle Tucumán al 1800, era un mini-laboratorio de producción de marihuana. Había cerca de 600 plantas y equipamiento para el fraccionamiento y distribución de droga.

Los acusados fueron apartados de sus funciones tras una investigación realizada por el Ministerio Público Fiscal y la FPA.  Además, se determinó que la casa estaba siendo alquilada por un investigador de la FPA.

La Fiscalía de Lucha contra el Narcotráfico de Villa María, a cargo de Walter Gesino, continúa la investigación, en tanto también se dio participación al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario de Córdoba.

Crónica Policiales: Todas las noticias de hoy

noticias relacionadas