Ariel García fue condenado hoy a prisión perpetua por la violación seguida de femicidio de Carolina Estefanía Medina, de 25 años y embarazada de ocho meses que murió desangrada en un hotel alojamiento de Florencio Varela en octubre de 2018.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Florencio Varela, integrado por los jueces María Florencia Butiérrez, Jorge Franklin Moya Panisello y Raúl Agustín Sequeiros, lo condenó por el "abuso sexual seguido de muerte, agravado por haber sido cometido con violencia de género y por su comisión con ensañamiento y alevosía en concurso ideal con aborto".

El fiscal Dino Maistruck como el abogado Rodrigo Raskovsky, que representa a la familia de Medina como particulares damnificados habían pedido que García sea condenado a prisión perpetua, mientras que la defensora particular del acusado solicitó que su cliente sea declarado no culpable e internado en un neuropsiquiátrico.

"Acabamos de leer el fallo estamos conformes. Sentimos que después de tantos años de lucha se nos escuchó. Que la Justicia hizo Justicia. Queremos que pague cada uno de los años que le dieron por el femicidio de mi sobrina y de Nazareno que era el bebé que ella esperaba", dice a Cronica.com.ar  Melisa Leguizamón tía de la víctima. 

"Estamos contentos por el fallo. Pero nada nos llena, porque jamás vamos a recuperar a Caro, ni tener en nuestros brazos a Nazareno. Pero si quiero decir que hoy creo en la Justicia, volví a creer" , sostiene la tía. 

 

Ariel García el primer día del juicio.

"Perpetua era lo que queríamos por lo abrerrante del hecho, por todo lo que le hizo a mi sobrina. Espero que no apelen", pide la tía. 

"Se que también hay una Justicia Divina, hoy mi sobrina puede volar,  ya no va a estar sufriendo con nosotros", agrega. 

 

La sentencia de los jueces 

El testimonio de un empleado de mantenimiento del hotel  que declaró que vio a García escaparse del albergue transitorio en la madrugada del 13 de octubre de 2018 con las manos ensangrentadas, fue clave. Otro de los testigos resaltados en la acusación fue la perito psiquiatra y una perito psicóloga definieron a García como un sádico que sentía placer al causar dolor a las personas.

La autopsia reveló que la víctima falleció como consecuencia de un "shock hipovolémico con lesiones traumáticas en la zona genital y abdominal" .


Días antes del juicio Cronica.com.ar dialogó con Alejandra Leguizamón, la mamá de Carolina, quien tras el crimen de su hija  supo del el asesinato de  Natalia Belén Sotelo en el 2010 y de  Silvina Miño quien fue descuartizada y encontrada en un riacho de la zona en el 2017. " El quedó imputado de estos crimenes, ellas también estaban embarazadas", dijo Alejandra. Fue por el crimen de su hija  por el único que llegó a juicio por ahora. 

La familia de la víctima tras el fallo. 

"Es un asesino serial. Cuando mató a mi hija nos enteramos de las otras chicas", sostuvo Alejandra que es quien se quedó criando a sus nietos que tenían ocho y seis años cuando aa su mamá.

"Espero que  sigan con las  muertes de las otras chicas. El crimen de mi sobrina destapó la olla de este asesino serial", sostiene Melisa. 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

 

Ver comentarios