Se conocieron nuevos detalles en el caso del hombre que esta mañana apareció asesinado a balazos dentro de un automóvil, en el oeste del conurbano bonaerense. El individuo presentaba al menos cinco impactos de bala y se descartó un intento de asalto, ya que se encontró la suma de 50.000 pesos en el interior del rodado. Las autoridades policiales llevan a cabo numerosas diligencias para lograr el esclarecimiento del crimen.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que la víctima, identificada como Samuel Eduardo Castillo Sanabria, era de nacionalidad paraguaya y tenía domicilio en el partido bonaerense de Ezeiza.

De acuerdo a lo agregado por los informantes, al revisar el interior del coche, los investigadores incautaron 50.000 pesos y, por este motivo, se descartó por completo que los criminales hayan obrado en una tentativa de robo en vía pública.

Peritos de la Policía Científica revisaron al occiso y entonces determinaron que presentaba al menos cinco certeros impactos de bala, a la vez que se comprobó la existencia de un orificio, presuntamente originado por un proyectil de arma de fuego, en el parabrisas del coche y del lado del conductor.

El hecho, tal como cronica.com.ar adelantó en exclusiva, se descubrió a las 7.30 de este martes, cuando los efectivos policiales del Comando Patrulla (C.P.) recibieron una denuncia, que hacía referencia a una persona fallecida y con sangre en el rostro, en el interior de un Peugeot 208 plata, dominio AE641CC, que se encontraba incrustado en una zanja situada en un sector descampado, en la calle José Bernaldes Polledo, entre Martín García Merou y Río Cuarto, en la localidad de Rafael Castillo.

Trascendió que, al arribar al citado lugar, los uniformados localizaron el cuerpo sin vida de Castillo Sanabria, que yacía en el habitáculo del mencionado vehículo.

Versiones que han sido aportadas por algunos habitantes del mencionado vecindario, pero que, hasta el momento, no fueron confirmadas en forma oficial por los funcionarios, sostienen que los agresores, antes de escapar, habrían intentado prender fuego, sin éxito, al automóvil, con el objetivo de borrar las pruebas del asesinato.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Rafael Castillo realizan diferentes procedimientos en la zona, para de esta manera, establecer los móviles del crimen y también el paradero de los homicidas.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy