Una nena de 7 años murió y su madre y su hermana de 18 años resultaron heridas por un hombre que disparó una escopeta en el interior de una vivienda de la localidad de Villa Tranquila, en el partido de Avellaneda, donde se festejaba la Navidad, y se investiga si al presunto autor del hecho, un hombre que está detenido, se le escapó el tiro o si fue intencional, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió pasadas las 0.30, en pleno festejo de la Navidad en una vivienda, la casa 60, sobre la avenida Roca al 300 de la mencionada localidad del sur del conurbano.

Efectivos de la comisaría 1ra. de Avellaneda arribaron al lugar tras un llamado al 911 que reportaba personas heridas por disparos de un arma de fuego.

La policía encontró en la casa a una menor de 7 años fallecida, identificada como Jazmín Jerez, y a su madre, Estela López, y a la hermana de 18, Tatiana Jerez, heridas por la misma perdigonada.

La madre tenía lesiones en su mano izquierda y la chica de 18 en el brazo izquierdo, pero ambas se encontraban fuera de peligro.

En el lugar quedó aprehendido el presunto autor del disparo, Sergio Vicente Saucedo de 44 años, quien es amigo de la familia de las víctimas y se encontraba en la casa con una escopeta al momento del hecho.

El caso es investigado por la fiscal Alejandra Olmos Coronel, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Avellaneda, quien por el momento dejó detenido a Saucedo por "homicidio agravado por el uso de arma y lesiones".

Voceros judiciales indicaron que "aún no están claras las circunstancias del hecho y por qué este hombre efectuó el disparo".

Una fuente policial aseguró que "de acuerdo a los primeros testimonios, lo más probable es que haya sido un disparo accidental por el uso imprudente del arma".

Sin embargo, las fuentes aclararon que la fiscal Olmos Coronel no descarta ninguna hipótesis e iba a recolectar una serie de testimonios para intentar dilucidar qué sucedió dentro de la casa y si hubo o no algún tipo de pelea o altercado previo.

El crimen de la nena originó una serie de disturbios entre policías y vecinos en el barrio que se iniciaron esta madrugada y se repitieron esta mañana.

Varios móviles de la Policía Local y de la comisaría 1ra. de Avellaneda fueron enviados a la cuadra para reforzar la seguridad y evitar incidentes.

Ademas, se registró una pelea entre vecinos al llegar los efectivos policiales que luego debieron trasladarse cuando escucharon disparos a unas cuadras.