El Ministerio Público de la Acusación (MPA) imputó a una mujer de 47 años tras robar el DNI de la anciana a la que cuidaba, disfrazarse como ella para sacar un crédito y retirar dinero, en una sucursal del Banco de Santa Fe en Rosario. La propia entidad impulsó la denuncia y la investigación.

La víctima, una anciana de 80 años, hizo un reclamo en la entidad porque desconocía una extracción de $ 79.120 realizada el 28 de febrero y un crédito por $ 237.525.

Las autoridades de la sucursal formalizaron la denuncia y aportaron pruebas a Fiscalía. En la Unidad de Delitos Complejos y Económicos identificaron a la estafadora, allanaron su casa y la imputaron, informó el medio Rosario 3.

El Director de la Oficina de Comunicación y Prensa del MPA de Rosario, Sebastián Carranza, expresó: "El Banco comenzó una investigación interna y detectó una extracción y una línea de crédito por 240 mil pesos que fueron retirados. Lograron ver las cámaras de seguridad y vieron a una persona que en apariencia estaba caracterizada como la víctima y se había hecho pasar por esta persona".

Luego amplió: "Fue muy importante todo lo que aportó el Nuevo Banco de Santa Fe", y concluyó: "Antes de realizar la denuncia ya le habían reconocido la extracción de la cuenta y la cancelación de la línea de crédito; también detectaron que había pedido una tarjeta y una extensión a su nombre verdadero".

Gracias a los datos aportados, la policía allanó la vivienda de la estafadora y la detuvo. En el domicilio encontraron electrodomésticos, heladera, lavarropa, televisores, que habían sido adquiridos con las tarjetas de crédito de la anciana.

La mujer ahora está imputada por estafa, falsificación de documento privado, defraudación mediante uso de tarjeta de crédito.

Así cometió el ilícito