El padre de Andrea Santa Cruz ,de 23 años, una de las mujeres internadas tras ser hallada en una vivienda golpeada, con signos de tortura y de abuso sexual afirmó hoy que existen “otras chicas” que fueron víctimas de los miembros de la familia Benítez, quienes fueron detenidos.

El hombre, de quien se preserva su nombre para no identificar a su hija de 24 años, dijo a la prensa que “hay otras chicas a las que le pasó lo mismo” y aseguró que si la otra víctima no hubiera logrado escapar de la casa en la que se hallaba cautiva, su hija estaría muerta.

Por el hecho, se encuentran detenidos Fernando Rubén (26) y su hermano Gonzalo Leonardo Benítez (24), como así también su madre María Esther Llanos (65).

"Tiene varios cortes en el cuerpo, uno en la ceja que no se si fue con un cuchillo y me dijo lo poco que pude hablar que la habían atacado los perros. También tiene golpes en la cara", explicó el hombre, quien agregó que hacía un mes que no la veía.

Luego, aseguró que le pareció sospechoso la forma en que había desaparecido porque “dejó todas las pertenencias en la casa, se fue con lo puesto, ni el documento se llevó”.

"Si la otra chica no hubiera escapado, quizás mi hija estaría muerta. La encontraron desmayada en el patio. Yo siempre veía las noticias pero no creía que podía pasarme algo a mí", expresó.