La casa donde fue encontrada la víctima (Cortesía noticiasdeazul.com).

Un joven de 23 años fue atado y asesinado a puñaladas en el estómago dentro de su casa de la localidad bonaerense de Azul, y por el crimen detuvieron a dos sospechosos con los que la víctima mantuvo una pelea por el comercio de drogas, informaron fuentes policiales. 

El hecho ocurrió en una vivienda situada en Rauch entre Estanislao Del Campo y Fuerte Federación, en el barrio Urioste. La víctima, identificada como Martín Plaché, fue encontrada en el inmueble en el que vivía solo tras un llamado al 911.

Efectivos de la comisaría 1ra. de Azul ingresaron a la casa, donde comprobaron que el joven estaba atado y muerto como consecuencia de varias puñaladas que le dieron en el abdomen. 

Según las fuentes, personal de Policía Científica realizó los peritajes correspondientes en la escena del crimen en busca de rastros y huellas para identificar a los agresores. 

Los investigadores establecieron mediante cámaras de seguridad que Plaché fue visitado por dos personas a las que conocía y luego de ingerir bebidas alcohólicas comenzaron a discutir por disputas en el marco de venta de drogas, dijeron los voceros. 

Con esos datos, esta tarde hubo algunos allanamientos que culminaron con la detención de dos sospechosos, uno de ellos apodado "Narigón", de 37 años, y otro de 32, quienes quedaron a disposición de la Justicia por el delito de "homicidio". 

Además, en los procedimientos secuestraron prendas de vestir de ambos, una faca de fabricación casera con manchas de sangre, una bicicleta con la que supuestamente se fugaron tras cometer el crimen y algunas plantas de marihuana. 

Los pesquisas también decomisaron dos cadenas con las que los presuntos agresores utilizaron para golpear en las piernas a la víctima, quien tenía antecedentes penales. 

El hecho es investigado por el fiscal Guillermo Vaticano, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Azul. En tanto, un amigo de la víctima publicó en su Facebook que a Plaché "lo ataron a la cama y lo torturaron hasta matarlo" y consideró que "los que le hicieron eso no tienen perdón".

Fuente: Télam