Un brutal pelea se desató en el patio interno del Complejo Penitenciario 2 de Roque Sáenz Peña, en Chaco, y terminó con un preso asesinado. La cruel escena fue filmada por un recluso. En el video se escuchan pedidos de ayuda dirigidos hacia los guardias de seguridad. Otro grupo de detenidos observó el ataque sin involucrarse en el enfrentamiento.

El interno que murió se llamaba Fabián Campos y tenía 28 años. La víctima fue trasladada de urgencia a la guardia del Hospital 4 de Junio, donde llegó con una herida de arma blanca en la zona abdominal. Por la noche, los médicos informaron su fallecimiento.

 

 

 

Las imágenes son escandalosas. Se puede observar a los presos con palos con facas en la punta y una manta utilizada como escudo. En ningún momento se ve a algún guardia intervenir. 

El cabo que estaba a cargo del pabellón donde ocurrió el hecho fue suspendido preventivamente a modo de sanción luego de que se conociera el video. Además, se le inició un Sumario Administrativo y la suspensión preventiva sin retención de haberes a los fines de determinar la responsabilidad que le pudiera corresponder debido a que en el momento del hecho se encontraba de guardia mientras se producía la pelea.

La jefa del servicio penitenciario indicó: “Lamentablemente, hubo una víctima fatal. Además, el interno acusado de herir a quien falleció declaró que poseía un arma de fabricación casera escondida en el sector. En este sentido, se investigará si hubo responsabilidad de los guardias a cargo de la vigilancia del lugar”.

Polémica por el funcionamiento del sistema penitenciario

El asesinato de Campos reavivó la preocupación sobre la violencia desatada en este penal chaqueño. Sin embargo, no es la primera vez que la violencia florecía en esta cárcel. Fueron tres los violentos episodios en menos de 10 días, aunque los reclusos  registraron solo un video.

Los familiares de los reclusos temen por la integridad de sus allegados y que se genere un motín cruento.  “El sitio se está volviendo un horror”, fueron algunas de las declaraciones.

“Tengo un hijo en este paraje que está condenado hace dos años por una pelea en la vía pública. Le faltan unos meses para poder salir con una transitoria y veo toda esta violencia entre los presos que parece no preocupar a nadie”, manifestó una madre a un medio local. Otro familiar calificó como “muy tristes y feos los horrores que están sucediendo”.

El penal de Roque Sáenz Peña, Chaco, donde ocurrió el brutal suceso.

Según un medio local: "El Ministerio de Seguridad y Justicia reforzó las acciones de control y monitoreo de la situación dentro de los complejos que dependen del Servicio Penitenciario y de Readaptación Social de toda la provincia, con el objetivo de garantizar la seguridad de quienes cumplen condenas en contexto de encierro y de los propios trabajadores de la institución".

Ver comentarios