Un hombre fue detenido e imputado por el femicidio de su novia, quien fue asesinada de un balazo hace casi un mes en Salta, luego de ser encontrado escondido dentro de una cueva, en un lugar inhóspito cercano a la provincia de Catamarca.

Se trata de Gregorio Osvaldo Suárez, alias Goyo, quien fue detenido e imputado por el femicidio de su novia, Martina Juliana Díaz, a quien aparentemente mató tras una discusión por celos.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (UGAP), María Luján Sodero, imputó a Suárez por el delito de "homicidio calificado por femicidio y por el uso de arma de fuego".

El hecho ocurrió el 15 de mayo último, en El Catrial, de la estancia Jasimaná, ubicada en el paraje Vaca Corral, de la localidad salteña de Angastaco.

Según consta en la causa, la mujer mantenía una relación de noviazgo con Suárez, y esa noche aparentemente Suárez comenzó a celar a Díaz por lo que se originó una fuerte discusión.
Se cree que en medio de esa discusión, el hombre le disparó a la mujer un balazo en el abdomen.

La víctima pidió auxilio y antes de fallecer le dijo a uno de los testigos que su novio le había disparado y que, luego, se deshizo del arma.

Tras el hecho, Suárez escapó del lugar y comenzó a ser buscado por la policía, hasta que finalmente fue hallado escondido en una cueva en las últimas horas por personal policial de Cafayate, en una zona inhóspita, limítrofe con la provincia de Catamarca.

El imputado, tras conocer los hechos que se le imputan, prestó declaración, y en ese marco negó haber mantenido una relación con la víctima y adujo que el día del hecho se encontraba en estado de ebriedad.