Un efectivo de la Policía de Corrientes fue apartado de la fuerza luego de haber utilizado su arma reglamentaria en medio de una disputa en un torneo de fútbol barrial. El agente policial fue detenido preventivamente luego de que uno de los presentes lo denunciara por “abuso de arma” en una comisaria provincial.

El hecho ocurrió este sábado en el barrio Pirayuí de la capital provincial. En ese sitio se llevó a cabo un torneo de fútbol en donde participaron varios equipos. Uno de ellos era integrado por el efectivo policial, quien se encontraba fuera de servicio.

El evento deportivo se desarrollaba con normalidad hasta que la disputa futbolística pasó a ser más física y esto generó un discusión. En medio de la disputa, el policía agarró su arma reglamentaria e ingresó al campo de juego en forma amenazante.

En el clip compartido por medios locales, se ve que el agente llega a disparar al menos en una ocasión contra sus adversarios, lo que provocó el grito de  los presentes y que muchos de ellos entraran en pánico. Luego el policía intentó ocultar su arma, pero continuó insultándose con el equipo rival.

Tras el episodio, el agente recibió una denuncia por “abuso de arma que fue radicada en la Comisaría 20º por una joven que estaba en la cancha cuando sucedió todo. Asimismo, el agente fue apartado del cuerpo policial de forma preventiva, fue detenido y se le inició un sumario para investigar lo ocurrido en el torneo barrial. 

Por su parte, la hija del oficial presentó una denuncia por supuestas “lesiones leves”, ya que afirma haber recibido algunos rasguños durante la pelea. La joven aseguró que su padre no efectuó el disparo, que se logra escuchar en el video que fue grabado por uno de los vecinos del barrio y que se volvió viral en las redes sociales. 

Vamos a seguir trabajando para ver qué dicen los testimonios. En primera instancia parece que se desarrollaba un campeonato de barrio donde había varios equipos y hubo un altercado entre los integrantes de un equipo y este hombre usó su arma de fuego para ‘calmar las aguas’ efectuando disparos, cuestión que no ameritaba hacerlo, explicó el jefe de la Policía Metropolitana, César Fernández, en diálogo con el medio El Litoral.

Fernandez explicó que el policía fue arrestado unas horas después de que se produjo la disputa. Una vez que pase el periodo de detención preventiva, se evaluará el caso con las diferentes pruebas del hecho y se determinará cuál será el futuro del oficial dentro de la fuerza.

El agente se encuentra con arresto preventivo desde anoche (por el sábado), está alojado y demorado momentáneamente en la Comisaría 18 donde prestaba servicio. Nosotros tenemos la facultad de iniciar un arresto preventivo por la función que cumple dentro de la institución y es por cinco días. Una vez que pase este tiempo se le hará saber las pruebas que hay y en base a eso se seguirá con las actuaciones”, sentenció.

Ver comentarios