Una de las mujeres que se hallaba privada de su libertad en una casa de Bahía Blanca fue dada de alta del Hospital Interzonal de Agudos “José Penna”. Allí había estado internada en terapia intensiva y luego en una sala común por las heridas y mordeduras en distintas partes del cuerpo y un fuerte golpe en la cabeza.

"Ya me dieron el alta, estoy tranquila en casa, estoy bien y ando con un poco de dolor en las piernas”, afirmó  la joven en declaraciones realizadas a Radio Bahía Blanca. Además hizo referencia a uno de los detenidos que era su pareja al momento del hecho, llamado Fernando Rubén Benítez, quien está detenido junto a su hermano Gonzalo Leonardo Benítez y su madre María Esther Llanos"Lo único que deseo es que no salga más desde adentro de la cárcel porque no lo quiero volver a ver más”, dijo.

En tanto, la otra víctima, de 23 años, permanecía internada desde el sábado en una sala común del Hospital Municipal “Leónidas Lucero” luego de haber estado en terapia intensiva.

Los acusados, complicados

En el marco de la causa se encuentran detenidos en un penal de Bahía Blanca los dos hermanos mientras que su madre está en otra unidad de la provincia de Buenos Aires, en el marco de la causa caratulada como “tentativa de homicidio y privación ilegal de la libertad multiagravada”.

Además los investigadores esperaban distintos informes médicos y la declaración de las víctimas con lo que podría sumarse el delito de abuso sexual. La causa que estaba en manos del fiscal Marcelo Romero Jardín pasó en las últimas horas a su par de la Unidad de Homicidios Jorge Viego. "Se mandó a hacer un informe psicológico para determinar si las víctimas estarían en condiciones de declarar”, agregó un vocero con acceso al expediente, quien reveló que en caso que exista un abuso sexual, la causa podría pasar a una fiscalía especializada en Delitos Sexuales.
 

Fuente: Télam