El sábado por la madrugada, alrededor de las cuatro de la mañana, ocurrió un episodio de violencia a la salida de un boliche de Bariloche, ubicado entre la avenida San Martín y Pagano.

Luego de haber discutido con su expareja dentro del establecimiento nocturno, una mujer se encontró con una situación que no esperaba, y decidió actuar de la peor forma.

Al retirarse del boliche, la joven se encontró a su ex acompañado de otra mujer, y los atropelló. Su desmedida reacción fue completamente impensada para todos los que estaban presentes en el lugar, incluso para los propios damnificados.

En el lugar del hecho trabajó el personal de la Policía de Río Negro.
En el lugar del hecho trabajó el personal de la Policía de Río Negro.

A pesar de que se dio a la fuga a muy alta velocidad, apenas cometió el acto, los agentes policiales lograron detenerla, mientras manejaba un Ford Fiesta color negro.

La policía local logró quedar con la agresora gracias a que fue guiada por el Centro de Monitoreo Muncipal, el cual le indicaba el paso a paso del Ford Fiesta negro. La persecución para detener a la conductora no duró demasiado, ya que apenas la mujer llegó a la Calle Onelli -casi la 25 de Mayo-, fue aprehendida rápidamente.

 

Los damnificados no van a comenzar acciones legales contra la agresora

Afortunadamente, ninguna de las dos víctimas salió gravemente herida, y solo sufrieron algunas leves lesiones. De igual manera, según constataron fuentes policiales de la zona, el hombre atropellado manifestó tener un fuerte dolor en su tobillo derecho, mientras que la otra víctima confesó tener una seria dolencia en uno de sus hombros.

Debido a las heridas que les provocó el violento incidente -el cual pudo haber terminado con un final aún peor-, ambos fueron trasladados de urgencia al hospital Ramón Carillo.

Sin embargo, tanto la ex pareja como la mujer que lo acompañaba, decidieron no levantar cargos contra la agresora, por lo que no llevarán el caso a la justicia.

 

De todas formas, el fiscal en turno al momento del incidente, ordenó que la mujer ingrese en calidad detenida a la unidad más cercana. Asimismo, el vehículo que manejaba la agresora también fue secuestrado.

El personal del Gabinete de Criminalística de la Policía de Río Negro trabajó arduamente en la avenida San Martín y Pagano, lugar donde ocurrió el hecho.

Además, siguiendo con los pasos obligatorios, la mujer que cometió la agresión debió ser sometida a un test de alcoholemia, y su resultado determinó que solo se encontraba con 0.37 gramos por litro de alcohol en sangre al momento del choque.

Ver comentarios